Facebook
Las aplicaciones para teléfonos móviles no se salvan de aplicar este efectivo método, pues algunas apps son alteradas en su código para hacer daño a los usuarios

Desde hace tiempo solía llegar un mensaje de un amigo o contacto que tuvieras agregado en Facebook y este preguntaba: «¿Eres tú el del video?«. Aunque al momento de acceder al enlace una serie de ventanas emergentes aparecían.

Esto forma parte de la estrategia de algún grupo con malas intenciones que pretende acceder a datos sensibles, tales como fotografías, archivos de audio o documentos que se almacenen dentro de los servidores de Messenger.

La técnica en concreto se llama phishing y es considerada como «el delito de engañar a las personas para que compartan información confidencial como contraseñas y números de tarjetas de crédito».

De acuerdo con el portal MalwareBytes, como ocurre en la pesca, existe más de una forma de atrapar a una víctima, pero hay una táctica de phishing que es la más común, que es la que plateamos al inicio; suplantar la identidad de la víctima tratando de hacer que caiga en un enlace malicioso.

Al momento de acceder a alguna ventana emergente esta podría llevarnos a algún sitio conocido, como un portal para abrir nuestro correo electrónico, alguna red social o incluso un portal bancario.

Hay que tener en cuenta que los ciberdelincuentes pueden utilizar herramientas para simular esta ventanas apócrifas, por eso hay que poner especial atención a los elementos de seguridad en nuestro navegador.

Un ejemplo de un sitio seguro es el candado que aparece a un costado del URL, link o enlace que estamos visitando. Este quiere decir que el sitio fue verificado por parte de algún regulador y que se trata de la organización o empresa a la que pertenece.

Además, este elemento asegura que la información que introducimos en esta página viaja por internet de forma cifrada, por tanto ilegible para quien la pudiera interceptar.

Aún así te pueden atrapar 

A pesar de conocer estos elementos de seguridad los virus pueden hacerte pasar un mal rato si los dejas. La técnica de phishing tiene como objetivo asustarte para que proporciones los datos que están buscando.

Esta técnica es una de las más viejas en internet y se esparcían en sitios populares como el viejo Messenger y los correos electrónicos, ahora viajan por medio de las redes sociales, se han adaptado a las nuevas tecnologías.

Es importante siempre dudar de los mensajes que nos envían con enlaces sospechosos, mismos que siempre o casi siempre no terminan en .com o son ilegibles hacia algún sitio popular, aunque nos los envíen personas de nuestra entera confianza.

Aguas con las apps 

Las aplicaciones para teléfonos móviles no se salvan de aplicar este efectivo método, pues algunas apps son alteradas en su código para hacer daño a los usuarios.

Casi siempre ocurre cuando se instalan herramientas externas, es decir que no están en la Google Play Store o su similar en los dispositivos IOS, pues al tener modificaciones estas no pueden registrarse en las bibliotecas de apps de estas dos empresas.

No obstante, esto no quiere decir que no ocurra, ya que hay registros de que algunas aplicaciones despedían malware de apps en la PlayStore, como ocurrió con FlixOnline, un servicio falso que pretende permitir a los usuarios ver contenido de Netflix de todo el mundo en sus teléfonos móviles.

¿NETFLIX GRATIS? CUIDADO, ES UN VIRUS QUE TE PUEDE ROBAR TU INFORMACIÓN

Estas aplicaciones alteradas crean ventanas que simulan el inicio de sesión de una red social, app de banco o similar. Justo como en la versión de computadoras personales.

CT