Vuelve a Senado operador político de López Obrador

Gabriel García deja coordinación de Programas para el Bienestar del Gobierno federal; Monreal le da la bienvenida a la Cámara alta

Vuelve a Senado operador político de López Obrador
Foto: Cuartoscuro El funcionario dijo a medios de comunicación, ayer, que su regreso a la Cámara alta fue pactado con el mandatario nacional, quien anunciará a su relevo en próximas fechas


Gabriel García Hernández, uno de los principales operadores políticos del presidente Andrés Manuel López Obrador, renunció como coordinador de Programas para el Bienestar del Gobierno federal y anunció que retomará su escaño como senador.

El funcionario dijo a medios de comunicación, ayer, que su regreso a la Cámara alta fue pactado con el mandatario nacional, quien anunciará a su relevo en próximas fechas.

García Hernández fue el jefe de los más de 17 mil siervos de la nación: brigadistas que oficialmente están adheridos a la Secretaría de Bienestar, pero que le respondían a él y su principal tarea era promover los programas sociales, crear padrones y pagar en efectivo a millones de beneficiarios.

También era el líder de los 32 delegados de Programas para el Bienestar en los estados, considerados como representantes directos del Presidente y quienes manejan los programas sociales, la estrategia de vacunación y están involucrados en la seguridad de las entidades.

Con todo ese poder acumulado, regresará al Senado -al cual pidió licencia en noviembre 2018- como uno de los hombres de más confianza del Presidente y con comunicación directa con López Obrador.

Hace unos días, el actual coordinador de Morena en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, dijo que sería “difícil” sacar adelante las reformas anunciadas por el jefe del Ejecutivo como los cambios energéticos, la posible desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) y otros.

García rechazó que su llegada al Senado sea para desplazar a Monreal y tomar el control de la bancada morenista e indicó que su retomará su escaño porque Alejandro Peña, su suplente, asumirá un cargo partidista.

En redes sociales, el líder de los senadores de Morena le dio la bienvenida y consideró que reforzará el trabajo legislativo del partido guinda: “siempre será de mucha utilidad para la República (..) ha demostrado ser un profesionista de gran experiencia, inteligencia y vocación social”.

Este cambio en el equipo del presidente López Obrador, realizado después de las elecciones intermedias, donde su partido ganó 11 de las 15 gubernaturas en juego, se suma a la renuncia de Arturo Herrera frente a la Secretaría de Hacienda, para ocupar el cargo como gobernador del Banco de México, mientras que en su lugar quedará Rogelio Ramírez de la O.

Además, esta misma semana el mandatario sustituyó a Irma Eréndira Sandoval como titular de la Secretaría de la Función Pública por Roberto Salcedo Aquino.

El mandatario había anticipado que realizaría ajustes en su gabinete para la segunda parte de su mandato.

En este contexto, Zoé Robledo, actual director del IMSS, y Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud estuvieron ayer en Palacio Nacional, aunque oficialmente fue para una reunión para revisar los avances en el programa de vacunación.

Gabriel García rechazó que su salida de uno de los puestos más importantes en la Presidencia de la República tenga que ver con los resultados electorales de Morena en las pasadas elecciones del 6 de junio.

Durante su gestión, el exfuncionario fue acusado por la oposición de utilizar la estructura de brigadistas para favorecer de forma electoral a Morena.

A Palacio Nacional fueron convocados ayer Gabriel García y los 32 representantes presidenciales en los estados.

Crea ejército de siervos

Sin reflectores y tras bambalinas, Gabriel García Hernández tiene 21 años de ser uno de los principales operadores del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es la mente detrás de los llamados siervos de la nación; los creó primero como una estructura electoral de promotores y defensores del voto de Morena.

Ya con la elección ganada, en diciembre de 2018, los transfirió a las filas del Gobierno de la autoproclamada cuarta transformación, creando el ejército de más de 18 mil servidores de la nación.

García Hernández es el operador de los programas sociales del Gobierno federal y es jefe de los 32 delegados de la 4T en las entidades, cuyas funciones van desde coordinar las reuniones de Seguridad estatales, fungir como enlaces con los gobernadores, operar programas, entre otros.

Y los que se encargan del trabajo en tierra son los servidores de la nación: desde visitar y entregar personalmente los apoyos del Gobierno federal a los beneficiarios, hasta integrar las Brigadas de vacunación contra Covid.

Gabriel García inició como director de adquisiciones en el otrora Distrito Federal (2000-2005), donde se encargó de las compras de la administración de López Obrador como jefe de Gobierno.

Después se le encomendó la administración financiera de la organización civil Honestidad Valiente, la cual fue la encargada de recabar donaciones para las campañas presidenciales en 2006 y 2012.

Además, fungió como secretario de Organización de Morena desde donde promovió la creación de la estructura electoral que hoy se conoce como servidores de la nación.

LEG