Pandemia impulsó el comercio electrónico y la banca en línea

Los Smartphones, las computadoras portátiles y las Smart TV, fueron las herramientas más populares para acceder a la web

Pandemia impulsó el comercio electrónico y la banca en línea
Foto: Pixabay La ENDUTIH acotó que, en el país, 84.1 millones de personas usan Internet, lo que representa el 72.0% de la población


La pandemia generada por el Covid-19 impulsó el uso del Internet en las personas, tanto que, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), el comercio electrónico y las transacciones bancarias, fueron algunas de las actividades que más crecieron de 2019 a 2020.

Y es que del total de las personas que utilizan Internet, el porcentaje que compra productos o servicios a través de ese medio pasó de 22.1% a 27.7%; mientras que, en el mismo periodo, el porcentaje de quienes usan la red para hacer sus operaciones bancarias en línea creció de 16.8% a 21.7%, detalló Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicha encuesta, realizada por el Inegi, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), expuso que el porcentaje de los usuarios de Internet que venden mediante esta vía también se incrementó, ya que del 2019 al 2020 la cifra pasó de 9.3% a 11.3%.

En tanto, la contingencia sanitaria también causó un cambio en las herramientas mediante las cuales las personas ingresan a la red, ya que si bien, los teléfonos inteligentes, conocidos como Smartphones, al igual que las computadoras portátiles son los dos tipos de conexiones más usadas, el tercer lugar se modificó.

En el 2019, la computadora de escritorio era el tercer tipo de conexión más popular, sin embargo, la pandemia lo desplazó al cuarto lugar en 2020, colocando así en este puesto a las Smart TV o a algún dispositivo que se puedan conectar a éstas.

La ENDUTIH acotó que, en el país, 84.1 millones de personas usan Internet, lo que representa el 72.0% de la población.

Es así que la crisis sanitaria no trajo un incremento significativo en la cantidad de personas que navegan en Internet, pues en 2019 se contabilizaron 80.6 millones de usuarios, el 70.1% de la población.

Así tomando en cuenta que del 2019 al 2020 se sumaron cerca de 3.5 nuevos internautas, del 2018 al 2019 la cifra fue de 6.3 millones nuevos usuarios, es decir, que un año antes el incremento fue mayor.

Otro dato relevante es que el uso del Internet es distinto en cada región: en las zonas urbanas, se estima que el 78.3% de la población lo utiliza y en áreas rurales solo 50.4%.

Robo de identidad y el vacío de cuentas, los mayores riesgos

El robo de identidad y la posibilidad de que los ciberdelincuentes vacíen las cuentas bancarias de sus víctimas, son los riesgos principales que se corren al navegar en Internet y proporcionar datos personales, señalaron expertos consultados por 24 HORAS.

Mario Di Costanzo, expresidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Servicios Financieros (Condusef), advirtió que ahora hay más posibilidad de un ciberataque.

Y es que la ingeniería que utilizan los ciberdelincuentes ha avanzado tanto, que si bien, lo más común que puede pasar es un robo de identidad y que hagan un uso indebido de las tarjetas de crédito, su modus operandi ya permite vaciar todas las cuentas bancarias de las personas e incluso sus cuentas de ahorro, a lo que se suma que tramiten créditos sin consentimiento de las víctimas.

Ante dichos escenarios, Di Costanzo subrayó, en entrevista que es necesario que las personas no se dejen llevar por atractivos anuncios o descuentos de la red, ya que detrás de estas ofertas, podría estar un ciberdelincuente.

En tanto, Mario Isla Mendoza, director de Innovación y Desarrollo de Negocio en KyberIntel y profesor de AFI Escuela, consideró que dichos riesgos son unos de los principales a los que se exponen las personas al navegar por Internet y dejar sus datos, principalmente en páginas que se dedican a la compra y venta de artículos.

Isla coincidió en que no solo los datos de las personas son los que están en riesgo, sino también los de las Instituciones.
LEG