El Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos anunció que las restricciones para viajes no esenciales en la frontera entre México y territorio estadounidense continuarán un mes, por lo menos hasta el 21 de julio próximo.

“Para reducir la propagación de #COVID19, Estados Unidos está extendiendo las restricciones sobre viajes no esenciales en nuestra tierra y cruces de ferry con Canadá y México hasta el 21 de julio, al tiempo que garantiza el acceso para viajes y comercio esencial», detalló la dependencia estadounidense mediante su cuenta de Twitter.

El acuerdo se mantiene en los términos establecidos desde el 21 de marzo de 2020, y comprende suspender los viajes no esenciales, como lo son el turismo, las compras y visitas de familiares.

Ante ello, esta semana comenzó en México un programa especial de vacunación para las ciudades fronterizas con las vacunas que han sido donadas por el Gobierno de Estados Unidos.

Este fin de semana, familias de migrantes lograron reunirse, por unos minutos, en la frontera norte. Durante tres minutos, María Isabel abrazó a su hermana Juana, a quien no veía desde hace dos décadas.

«Nunca es igual una videollamada, una foto, no hay como sentir ese apretón, ese amor de hermanas que tenemos hacia nosotras», dijo a la agencia AFP María Isabel Pérez, de 46 años, habitante de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El encuentro, organizado por Red Fronteriza por los Derechos Humanos, reunió a unas 200 familias en su octava edición de «Abrazos, No Muros», la cual fue suspendida el año pasado luego del cierre de la frontera entre México y Estados Unidos por la emergencia sanitaria.

En menos de un mes, altos funcionarios de Estados Unidos visitaron México para abordar asuntos relacionados con la migración, la seguridad y la reapertura de la frontera.

 

LEG