Athos
Asimismo, se determinó un plazo de investigación complementaria de dos meses que vence el 7 de septiembre

Hace unos días la Cruz Roja de México compartió en sus redes sociales la imagen de Athos, un perrito que sirvió como rescatista en el sismo que ocurrió en la Ciudad de México en 2017.

No obstante, la imagen se ilustraba con un moño negro, Athos, héroe por su ayuda en el sismo de 2017, se había ido y en un mensaje le decían «hasta luego».

Se supo después que una persona lo envenenó a él y a su compañero, Tango (quien prestaba asistencia), con salchichas.

«No existe una forma exacta de describir nuestro dolor, hemos perdido a un compañero incondicional, un especialista que dedicó su vida a servir sin pedir nunca nada a cambio», escribió el equipo USAR de la Cruz Roja Mexicana.

En un mensaje se denunció el asesinato del perrito, mismo que estaba certificado internacionalmente ante la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate IRO.

«Irónicamente -como siempre es la vida- un humano le quito la vida, lo ASESINÓ arteramente, sin saber todo lo que nuestro compañero especialista ha hecho por otros seres humanos y lo que podría hacer en el futuro incluso por la misma persona que hoy lo ha matado».

Athos trabajó en la búsqueda de personas sepultadas en el terremoto de la Ciudad de México en el 2017 y ayudó a localizar a innumerables personas extraviadas en bosques y desaparecidas en presas.
«Pero más que nada era nuestro amigo, nuestro compañero incondicional de mil batallas».
«Sabemos que estás en paz y feliz sin guardar rencores para quien te hizo esto y que tu legado perdurará por siempre en nuestros corazones», finaliza el equipo USAR.

SPAY, LA PERRITA RESCATADA DEL SOCAVÓN, REGRESA A CASA CON SU DUEÑA

CT