Netanyahu cayó en su propia trampa; nuevo gobierno… en callejón oscuro

Lo heterogéneo del gobierno de coalición dificultará hallar coincidencias

Netanyahu cayó en su propia trampa; nuevo gobierno… en callejón oscuro
Foto: AFP Cientos de israelíes de ultraderecha marcharon cerca de Jerusalén Este; lo que los palestinos consideran una afrenta, y lanzaron balones de fuego.


Dos días después de estrenar gobierno, en Israel se estira la liga y la tensión regresa a las calles, a las casas y a las oficinas del primer ministro.

Cientos de personas con banderas israelíes se manifestaron ayer tras un llamado de la extrema derecha en Jerusalén Este, bajo una fuerte vigilancia policial, en lo que constituyó la primera prueba para la reluciente administración de Naftali Bennett, con todo y amenazas del movimiento islamista palestino Hamás, que considera esa marcha una afrenta a su pueblo.

Los manifestantes, jóvenes y activistas judíos ultranacionalistas y de extrema derecha, salieron de un barrio ortodoxo de Jerusalén Oeste para atravesar Jerusalén Este hasta la puerta de Damasco, que da acceso al barrio musulmán de la Ciudad Vieja, donde se encuentra la Explanada de las Mezquitas. Se trató de un recorrido similar al del 10 de mayo pasado, que precedió a la escalada de violencia entre Israel y Hamás, en la Franja de Gaza. Ayer también hubo fuego.

Y es que estamos frente a una situación complicada en Israel, pues mientras se presentó un inédito consenso para sacar a Benjamín Netanyahu del cargo de premier (que ocupó en total por 15 años), ahora se prevé un riesgo de nueva fractura, pues la tan diversa coalición al mando luchará por encontrar coincidencias.

“Se formó una especie de ‘Tucón’, Todos unidos contra Netanyahu. Me refiero a ocho partidos, uno que llama mucho la atención. Están los centristas y el partido Yamina, que es ultranacionalista religioso, pero además el partido Raam, que representa a la minoría árabe islámica. Se juntó, en términos muy coloquiales, el agua con el aceite”, comentó en entrevista el internacionalista Eduardo Rosales, académico de la UNAM.

La amalgama fue propiciada por el propio Netanyahu, cavó su propia tumba. Su personalidad y forma de gobierno ha polarizado a la sociedad. “Juega mucho la parte religiosa”, agregó el doctor en Relaciones Internacionales por la Atlantic International University, “pero también sus posiciones políticas. Él era de una derecha comunista y una derecha sionista”.

La rara combinación política advierte de un escenario complicado en el futuro a corto plazo en Israel, pues será difícil encontrar convergencia en el plan de acción de las fuerzas políticas… que solo querían sacar a “Bibi”, como decían a Netanyahu.

“Lo que alcanzamos a ver es un panorama oscuro, digamos que negros nubarrones en el horizonte. Un punto de coincidencia puede ser la lucha contra el Covid-19; hay puntos en los que podrá haber coincidencias pero son los mínimos. Los más son los que generan confrontación”, señaló Rosales.

CON LA COLABORACIÓN DE ELIZABETH RIVERA / FES ARAGÓN

FRASE

“Fue la personalidad de Netanyahu, no hay otra cosa que hubiera unido a tantos partidos, sino esa personalidad arrogante, autocrática, autoritaria, vertical, impositiva, del señor Netanyahu, es el punto central”

Eduardo Rosales
Internacionalista y académico, UNAM

Retoma Israel los ataques hacia la Franja de Gaza

La aviación israelí atacó ayer posiciones de Hamás en la Franja de Gaza, un día después de que fueran lanzados balones incendiarios desde el territorio palestino contra el sur de Israel, en los primeros incidentes importantes desde el alto el fuego de mayo.

Los ataques aéreos israelíes son los primeros desde la llegada al poder, el domingo pasado, del nuevo gobierno encabezado por el exministro de Defensa Naftali Bennett, que puso fin a más de 12 años de gobierno ininterrumpido de Benjamín Netanyahu.

Según fuentes palestinas, la aviación israelí atacó al menos un sitio al este de Jan Yunis, una ciudad al sur de la Franja de Gaza, el empobrecido enclave de dos millones de habitantes.

Alrededor de un millar de apartamentos, oficinas y comercios fueron destruidos en mayo en la última guerra con Israel, la cuarta desde 2008.

El Ejército israelí confirmó en un comunicado que sus aviones de combate atacaron sitios de Hamás utilizados para reuniones de ese movimiento, en represalia por el lanzamiento de balones incendiarios el martes, que provocaron una veintena de incendios en el sur de Israel, según los bomberos locales.

Estos hechos son los primeros incidentes entre Israel y Gaza desde el alto al fuego del 21 de mayo, que puso fin a 11 días de una guerra que dejó 260 muertos palestinos, y 13 en Israel.

Llega nuevo embajador estadounidense

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, designó a Thomas Nides como nuevo embajador ante Israel, dos días después de la partida de Benjamín Netanyahu y la formación de un nuevo gobierno.

El Senado debe ratificar el nombramiento de Nides, quien como alto funcionario del Departamento de Estado durante la administración de Barack Obama (2009-2017) luchó contra los intentos de cortar los fondos estadounidenses para los palestinos.

Biden felicitó el domingo al primer ministro israelí entrante, Naftali Bennett, después de que una alianza de partidos destituyera a Netanyahu y formara un nuevo gobierno.

“Israel no tiene mejor amigo que Estados Unidos”, señaló Biden en un comunicado el domingo, y se dijo plenamente comprometido a trabajar con el nuevo gobierno israelí para promover la seguridad.

LEG