Antonio González Orozco, un muralista poco homenajeado

Hijo Antonio González Orozco busca cumplir el sueño de su padre de ver su obra exhibida en Bellas Artes y conseguir se le haga un homenaje a la altura

Antonio González Orozco, un muralista poco homenajeado
Foto: Especial La Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito reprodujo la obra de Antonio González Orozco en 44.2 millones de libros de texto gratuito de 5° año de primaria, publicado de 1992 a 2009


El mural Juárez, símbolo de la República frente a la intervención francesa de Antonio González Orozco, es quizá una de las obras más vistas en México, durante 17 años, miles de niños y sus padres pudieron apreciarla en la portada del libro de texto de la SEP de quinto año, sin embargo, de acuerdo a su hijo el legado del artista no ha sido reconocido como se merece.

Antonio Arriaga, hijo del artista chihuahuense, asegura su padre nunca recibió las regalías y renombre correspondientes por este mural, el cual cabe mencionar, adorna también una de las paredes del Salón de Carruajes del Castillo de Chapultepec, en la Ciudad de México, junto con otra de sus obras: Entrada triunfal de Benito Juárez al Palacio Nacional acompañado de su gabinete (1967).

“La Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó un libro en 2012 para honrar a todos los creadores de portadas en el que no mencionaron a mi padre ni le dieron las gracias”, comentó Antonio Arriaga en entrevista, quien aseguró que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (CONALITEG) trató de enmendar el daño lanzando el mismo año un compendio únicamente centrado en el trabajo del muralista.

Además de muralista, Antonio González Orozco fue un escultor, dibujante, grabador y pintor de caballete a quien le tocó aprender de Diego Rivera y de Leandro Carreón, por lo que algunos lo han señalado como el último gran muralista del siglo XX, sin embargo de acuerdo a lo expresado por su hijo, no tuvo el trato merecido por parte de algunas instancias culturales, de quienes en más de una ocasión obtuvo un no para continuar su trabajo.

Por ejemplo, una de las oportunidades que le negó el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) se trataba de la finalización de su mural Historia de la medicina en México, situado en el Hospital de Jesús: “él ya no pudo terminarlo por la misma razón por la que se negaron a darle estímulos, homenajes o becas”, resaltó Antonio Arriaga.

Antonio afirma que su padre también solicitó apoyo en 2010 y 2011 para plasmar uno de sus murales en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pero su petición fue nuevamente declinada por el FONCA. “Él respetaba todas las corrientes culturales, quería que no discriminaran al muralismo, que le permitieran trabajar y le facilitaran los recursos necesarios para seguir pintando, cosa que le denegaron”.

Antonio González Orozco embelleció también el antiguo edificio de la Presidencia Municipal de Hidalgo del Parral, en su natal Chihuahua, con su obra La República peregrina, en 2016, sin embargo, no logró cumplir su sueño de exponer sus obras en el Museo del Palacio de Bellas Artes, ya que de acuerdo con autoridades, no contaba con el número de exhibiciones ni méritos suficientes, sin embargo, su hijo resguarda más de 160 pinturas inéditas del artista.

El muralista fue homenajeado en 2013 en el Alcázar del Castillo de Chapultepec por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), aunque con la presencia de pocas autoridades y figuras culturales; en este año se le realizaría otra distinción, sin embargo, su hijo la rechazó debido a que fue propuesto con corte académico y no nacional.

No obstante, parece que los esfuerzos de Antonio por dar un merecido homenaje a su padre han comenzado a dar frutos, pues se enteró hace unos días que el artista probablemente tendrá un homenaje luctuoso en el marco de la conmemoración por el centenario del movimiento muralista en México.

“Es un compromiso que nos asientan en un boletín de prensa, pero sólo es una promesa para dentro de un año”, declaró, por lo que asegura, seguirá luchando por la exposición que González Orozco, su padre, amerita en Bellas Artes.

“Dejó muchísimos dibujos y grabados, así como esculturas, serigrafías y cuadros basados en muy diversas técnicas y épocas”, destacó.

DATO de Interés

La Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito, con el Libro de Historia de Quinto Grado. ISBN: 968-29-5354-5, reprodujo la obra de Antonio González Orozco en 44.2 millones de libros de texto gratuito de 5° año de primaria, publicado de 1992 a 2009.

Sus murales más famosos

-El Despertar de la Humanidad
Pintura al fresco
Escuela Nacional de Artes Plásticas (destruido)

-Entrada triunfal de Benito Juárez a la Ciudad de México (1967)
Acrílico sobre paneles de resina sintética
Salón de Carruajes Históricos del Castillo de Chapultepec de la CDMX

– Juárez símbolo de la República contra la intervención francesa (1972)
Acrílico sobre paneles de resina sintética
Salón de Carruajes Históricos del Castillo de Chapultepec de la CDMX

-Madero: La revolución de 1910
Acrílico sobre paneles de resina sintética
Centro Cívico y de Cultura, San Pedro de las Colonias, Coahuila

-México y los recursos del mar
Acrílico sobre resina de poliéster
Acuario de Mazatlán, Mazatlán, Sinaloa (destruido)

-Los Recursos Económicos del Estado de Sinaloa
Acrílico sobre resina de poliéster
Acuario de Mazatlán, Mazatlán, Sinaloa (destruido)

FUENTE: casachihuahua.org.mx

LEG