Urgente una agenda nacional estratégica que responda a las crisis: PAN

Una vez concluida la elección del 6 de junio, es momento de armar una agenda nacional estratégica con propuestas de todos, sin divisionismos: Juan Carlos Romero Hicks

Urgente una agenda nacional estratégica que responda a las crisis: PAN
Foto: Archivo “A reserva de las impugnaciones que se presenten ante los tribunales electorales nadie tendrá la mayoría", señaló el panista.


Una vez concluida la elección del 6 de junio ahora es momento de armar una agenda nacional estratégica con propuestas de todos, sin divisionismos y que haga frente al autoritarismo, afirmó el coordinarlo del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks.

“La ciudadanía participó como nunca en una elección federal intermedia con 52.6%, lo que es una señal para todos de que México tiene un futuro promisorio como nación democrática y decide su futuro en libertad, más allá de los ataques y la polarización vivida en las campañas”, expresó.

Destacó que en lo comicios nadie resultó ganador absoluto, pero tampoco hay un perdedor humillado.
Romero Hicks reconoció el trabajo del Instituto Nacional Electoral (INE) y de casi todos los institutos estales electorales, “pues estuvieron a la altura de la elección más grande y competida en la historia”.

“A reserva de las impugnaciones que se presenten ante los tribunales electorales nadie tendrá la mayoría. Morena y Acción Nacional serán la primera y segunda minoría, quedando de manera preliminar la posible integración de la Cámara de Diputados de la siguiente manera: PAN tendría 112 curules; el PRI, 70; el PRD, 13; PVEM, 44; PT, 40; Movimiento Ciudadano 23; Morena 198”, expresó el líder parlamentario en un comunicado.

Subrayó que cuando la nación está en una de sus peores crisis económicas, de seguridad, corrupción y salud, corresponde a todos construir una agenda nacional estratégica que aún no existe.

“Para ello hay que sumar el trabajo del Poder Ejecutivo Federal, de la Cámara de Diputados, el Senado de la República, los congresos locales, los gobernadores, los ayuntamientos, las universidades, y la sociedad civil en general.

“Importante también hacer que el equilibrio en la Cámara de Diputados se refleje en la composición de los diferentes órganos de deliberación, en la integración de las comisiones legislativas, en la Junta de Coordinación Política, en el liderazgo compartido en la Mesa Directiva y en la administración, de acuerdo con la proporcionalidad que mandató la Nación con sus votos”, precisó.

Enseguida dijo que más allá de quienes se ufanan con la victoria, lo cierto es que el verdadero ganador fue México porque hubo una participación como nunca en una elección intermedia, dando como resultado una nueva composición del Congreso de la Unión.

“Se frenó la ambición desbordada de controlar y pretender la destrucción de las instituciones, esto ya no se va a poder con los diputados que permitirán la discusión de los asuntos de la Nación y la aprobación de las leyes desde otra perspectiva, con los consensos adecuados y dejando atrás la etapa de la imposición dictatorial”, subrayó.