Frida Sofía procederá legalmente en contra de Alejandra y Enrique Guzmán

Ana María Alvarado

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Frida Sofía aclara que sí demandará a su madre Alejandra Guzmán y a su abuelo Enrique Guzmán, ya que ellos no creyeron que se atrevería a hacerlo, pues quisieron descalificarla al decir que estaba “loca” y dijeron que no entendían por qué buscaba hacerles daño; lamentablemente lo minimizaron, pensando que lo único que buscaba era dinero, cuando Frida está luchando por recuperar su fuerza y su dignidad.

Frida calló durante mucho tiempo, pero su padre Pablo Moctezuma la está apoyando y ha contratado a los abogados Olea & Olea, quienes están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias para que sepa la verdad y se aplique la justicia.

La hija de Alejandra Guzmán quería que la gente cambiara la idea y percepción errónea sobre su persona, por eso a través de la entrevista que realizó con Gustavo Adolfo Infante, decidió hablar con la verdad, asegura que ya no podía guardar silencio durante más tiempo.

Aclaró que nunca ha vendido su vida por una exclusiva en algún medio, aunque algunos no lo crean, ella tan sólo relata lo que ha pasado en su vida. Confiesa que la entrevista la liberó, porque para poder seguir adelante las personas esconden los traumas o los guardan, por temor a enfrentar la realidad.

La nieta de Enrique Guzmán revela que su familia la agredió de todas las formas posibles, disfrazaron las cosas diciendo que su madre era perfecta y salía a trabajar para darle lo mejor, como ella no era famosa, nadie le iba a creer si salía a contar lo que pasaba en su casa.

Durante años se sintió sola y avergonzada, representaba una carga pesada el tener que sonreír frente a las cámaras, pues para todos era más fácil y cómodo pretender que no sucedía nada malo. Cuando se decidió a hablar, su madre y su abuelo la calificaron como una mujer manipuladora y mentalmente inestable, para intentar salvar su reputación.

Pero queda claro que los abusos marcan la vida de cualquiera y la cambian para siempre.

Es un hecho que siendo niña, Frida vio y vivió muchas situaciones dolorosas, penosas y absurdas, se supone que los padres deben proteger a sus hijos y en su caso, pasó lo contrario.

Confirma que ama a su madre, pero no espera nada de ella, siempre la manipuló y chantajeó y en estos momentos que debió acercarse, prefirió darle la espalda apoyando a su abuelo Enrique Guzmán, a quien acusó de haberla tocado inapropiadamente cuando era niña.

Finalmente reitera la decisión de iniciar acciones legales por diversos delitos cometidos en su contra y enfatiza diciendo que no busca venganza, quiere que la ley aplique la justicia y le den a cada quien lo que le corresponde y si encuentran culpabilidad alguna en las acciones realizadas por Alejandra y Enrique, tendrán que afrontar las consecuencias.

Desde hace tiempo inició un proceso de sanación, acude a sus terapias y ha desenterrado sus vivencias para ir asimilando lo que vivió y no albergar rencores o remordimientos.

Finalmente asevera que generalmente se duda de los testimonios de las víctimas, porque los abusadores son encantadores y disfrazan su maldad con palabras amables y para muestra un botón: LOS GUZMÁN.

Hay más…pero hasta ahí les cuento.

 

@anamaalvarado