La visita oficial

Julio Patán

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Tienes que apurarte, mi amor. No puedes llegar tarde. Es visita oficial.

Es que no me dan ganas. No es igual que con Trun. Él sí era un amigo de México. ¿Crees que le interesaría refugiarse en nuestro país para escapar de la persecución demócrata? Le voy a decir a Marcelo, que habla inglés.

¿Más barbacoa, señor?

Por favor. Y tortillas. ¿Me anota el nombre y el cargo en un papelito, por favor? Beatriz, acuérdate de que luego de la reunión me voy al beisbol. ¿Qué te parece si me mando a hacer unas camisetas que digan “El bombardero de Tepetitán”, con mi foto abajo? Me puedo poner la gorra de los Pericos de Palenque, para los videos…

Mejor quítate la corbata mientras desayunas. Ya ves que luego se mete en la salsa.

¿Ya llegó Marcelo? Es que luego no tengo de qué hablar con esas personas. ¿Se dice “Kabala” o “Kábala”?

Jorge, tráigale otra corbata al Presidente.

Pienso hacer un saludo breve y no muy formal. ¿Qué les parece “Presidenta Kalúa, bienvenida”?

Señor Presidente, dice el embajador que sí es buena idea hablarle de beisbol, porque es gringa y a todos los gringos les encanta ese deporte grandioso, pero que le preocupa que no haya tiempo. Que a lo mejor se puede sacar de la agenda el tema de la seguridad fronteriza.

¿Alguien sabe si es “Kalúa” o “Kalaua”?

El canciller opina que no es buena idea incluir a Lord Molécula en la comitiva, señor Presidente. Y manda decir el doctor López-Gatell que no, no hay necesidad de que se ponga cubrebocas.

–“Vicepresidenta Tlaxcala, mucho gusto”. Oigan, ¿por qué los americanos tendrán vicepresidente? Ese papel lo puede desempeñar el titular del Ejecutivo. ¿Le hablaré a la señora Harrison de nuestro éxito con la austeridad republicana?

Nos informan que el avión acaba de aterrizar con la vicepresidenta, señor Presidente.

¿No vuela en líneas comerciales? Hágame una nota para acordarme de contarle lo de la rifa del avión. También ponga que, para romper el hielo, platique la anécdota de “Tan lejos de Dios…”. Yo creo que no la conoce.

Llamó el señor Ackerman. Que si le podemos conseguir una entrevista con la señora Harris para su programa del Once.

Dígale que la consiga con Pablo Amílcar.

¿Otra enchilada, señor? ¿Con queso cotija o mejor la hacemos tipo suizo?

–“Presidenta Ukelele, mucho gusto”. ¿Les parece bien que haga un homenaje a sus raíces hawaianas?

Te cayó queso cotija en el pantalón, mi amor. ¿Por qué no te lo cambias?

Ya no da tiempo.

 

@juliopatan09

Más del autor