Ponen barrera a Morena para hacer cambios constitucionales

Se perfila que el oficialismo deba negociar con oposición; PVEM advierte que repensará alianza

Ponen barrera a Morena para hacer cambios constitucionales
Foto: Cuartoscuro A partir de septiembre, el partido guinda requerirá más de sus aliados del PVEM y del PT para impulsar los cambios en las leyes que consoliden lo que han llamado la cuarta transformación

De confirmarse la tendencia de que Morena y sus aliados se quedan con la mayoría absoluta en la LXV Legislatura, podrán aprobar sin negociar con la oposición, los Presupuestos de Egresos de la Federación que restan en el sexenio.

Sin embargo, estarán imposibilitados para realizar cambios constitucionales como los propuestos para órganos autónomos como el INE o el Inai; o cuando necesiten dos terceras partes de los 500 votos para los nombramientos de consejeros electorales.

A partir de septiembre, el partido guinda requerirá más de sus aliados del Verde Ecologista (PVEM) y del Trabajo (PT) para impulsar los cambios en las leyes que consoliden lo que han llamado la cuarta transformación.

Sin embargo, el PVEM ya expresó que repensará el apoyo que hasta ahora ha dado a los proyectos del oficialismo en la Cámara de Diputados.

Este partido se ha caracterizado por aliarse con institutos políticos más fuertes, con los que ha logrado, incluso, la Presidencia de la República en 2000 con Vicente Fox, que fue postulado por el Partido Acción Nacional (PAN) y el PVEM.

Seis años después, los ecologistas cambiaron de camiseta y se aliaron con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), para intentar nuevamente llegar a la Presidencia, pero ahora de la mano de Roberto Madrazo; aunque no lo consiguieron.

En 2012 de nueva cuenta se sumaron en las elecciones federales con el PRI y en esa ocasión se incorporó Nueva Alianza. De 2018 a la fecha en el Congreso de la Unión han sido uno de los aliados de la 4T junto con el PT y Encuentro Solidario.

Para el profesor investigador de la Escuela de Ciencias Sociales del Tec de Monterrey, Gustavo López Montiel, el anuncio del PVEM de que analizará su alianza con Morena, es una búsqueda para obtener más espacios en San Lázaro, o impulsar sus proyectos con recursos.

“Por eso al PRI (en el pasado) le resultaba más barato negociar con los partidos más grandes que con los pequeños, porque generaban un costo mayor en comparación con la representación que tienen.

“Me parece que las negociaciones para el presupuesto van a salirle caras al Presidente a menos que haga su negociación con el PRI”, consideró el académico.

La razón, abundó, es que el tricolor tiene muchos intereses y es una fuerza más familiar hacia Morena que el PAN.
López Montiel señaló que en la alianza electoral entre el PRI-PAN y PRD, que se comprometieron a llevar al Legislativo, no hay garantía de que se respete a cabalidad.

“En el 97 hubo un pacto del PAN, PRD, PT y el Verde y a la primera negociación se rompió. Es probable que lo mismo ocurra (ahora) porque las negociaciones son multidimensionales; es decir, se negocian muchas cosas al mismo tiempo”, comentó.

El especialista explicó que al entrar en negociaciones los partidos grandes, se reduce el valor de los partidos pequeños y por ello “el Verde ya no tendría la oportunidad de chantajear a Morena”.

Así, continuó, se han hecho las negociaciones en Legislaturas pasadas, principalmente entre el PRI y el PAN, que buscaron excluir a los partidos pequeños pues le salía mucho más caro entrar en entendimientos con ellos.
Sobre la posibilidad de cambios constitucionales antes del arranque de la siguiente Legislatura, López Montiel expuso que el mayor interés del Ejecutivo será el tema energético.

FRASE
“Si (AMLO) quiere hacer una reforma (constitucional) con costo político, (antes de la siguiente legislatura) tendría que ser la energética dadas sus prioridades e intereses”. Gustavo López Montiel, profesor-investigador del Tec de Monterrey.

Se garantizan recursos para pobres: AMLO

El que Morena tenga la mayoría en la Cámara de Diputados, significa tener el presupuesto garantizado para ayudar a los más pobres, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ayer en conferencia de prensa, el mandatario indicó prometió que se garantizarán las pensiones para los adultos mayores, el presupuesto para niñas y niños con discapacidad, así como el presupuesto para 11 millones de estudiantes de familias pobres, así como para que la atención médica y medicamentos sean gratuitos.

Aunado a ello, resaltó que los resultados de la jornada electoral favorecen al proyecto que impulsa por lo que “se pueden imaginar cómo estoy: feliz, feliz, feliz”. Y destacó que éstas no fueron unas elecciones de Estado.

Diputados emblemáticos, sin éxito en reelección

Con el arranque de la LXV legislatura en septiembre, Morena perderá a varios de sus diputados federales emblemáticos, pues no tuvieron éxito en su intento de reelección.

Entre los más destacados está Pablo Gómez, que ha sido tres veces diputado federal entre 2006 y 2012; y senador de 2012 a 2018.

Además, ha sido diputado local en la entonces Asamblea de Representantes del Distrito Federal y presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1999.

Actualmente es presidente del Comité de Decanos y de la Sección Instructora, así como integrante de las comisiones de Hacienda y Crédito Público; Presupuesto y Cuenta Pública; Puntos Constitucionales, y del Comité de Ética.

Gómez perdió la votación por el Distrito 23 de Coyoacán frente a Gabriel Quadri, excandidato presidencial por Nueva Alianza en 2012 y quien llegará a San Lázaro postulado por la alianza PAN-PRI-PRD.

El expresidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, tampoco logró convencer de nuevo a sus electores y cederá su lugar por el Distrito 14 de Tlalpan a la cantante Rocío Banquells, postulada por la alianza PAN-PRI-PRD.

Aunque menos protagonista que Gómez y Ramírez Cuéllar, Javier Hidalgo también es otro histórico integrante de la lucha en la izquierda mexicana y perdió su reelección ante la excandidata presidencial sin partido en 2018, Margarita Zavala.

Una de las diputadas que siempre se mantuvo firme en sus convicciones y nunca cedió a las presiones para las votaciones en bloque de Morena si no estaba de acuerdo es Lorena Villavicencio, y también es víctima del descalabro del partido oficial en la capital del país.

Villavicencio, cercana al diputado Porfirio Muñoz Ledo, ha sido una de las voces críticas al interior de Morena en San Lázaro y fue una de las pocas morenistas que votaron en contra de la reforma al Poder Judicial que incluyó la ampliación del mandato al actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Ella perdió en su intento de reelección ante el empresario farmacéutico Xavier González Zirión en el Distrito 16 por Álvaro Obregón.

No hay derrota real

El coordinador de la mayoría de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, llamó a respetar los resultados de la contienda electoral y consideró que la derrota de su partido en la Ciudad de México y Valle de México es una llamada de atención “a tiempo”.

“Para mí el resultado electoral es una llamada de atención a tiempo, esta ciudad y el Valle siempre han marcado tendencias, es una ciudad progresista, libre, altamente politizada, pero no sólo politizada sino muy independiente, el electorado como en todo el país no tiene dueño”, refirió.

No obstante, reconoció que no hay forma de tener la mayoría calificada en la Cámara de Diputados y aclaró que hasta ahora no tienen temas para negociar en la próxima Legislatura.

LEG