Ciudadanía sin muros

Salvador Guerrero Chiprés

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

    @guerrerochipres

 

La diversidad política de la capital nacional se acentúo. Ante la tentación de convertir los resultados electorales de la capital nacional en una plataforma de polarización, la ciudadanía —sin partido y con él— desea que se mantengan el acceso a los derechos sociales y se eleve la probabilidad de diálogos que construyan puentes entre sectores.

El momentáneo protagonismo de los partidos políticos debe reconocer la cotidiana agenda ciudadana.

En el horizonte de aquí al 2024 se acentuará la naturaleza del ciudadano y la ciudadana como mandante del Gobierno, determinante para la sugerencia de mandatarios en procesos recientemente complejos donde existen variables económicas, de percepción, de identidad partidista y estrategias por el poder donde los partidos intervendrán todo el tiempo.

La discusión política se vulgariza y banaliza al pretender colocar en el centro del debate una supuesta ciudad dividida por muros de colores partidistas que atraviesan la geografía de norte a sur.

La democracia postelectoral debería garantizar la inclusión del contrario, apartarse de la segmentación de posiciones simplistas que tienden a catalogar a los ciudadanos en bloques de acuerdo con sus preferencias políticas, nivel de vida, clase social o cualquier otra categorización que llegara a ocurrirse.

La democracia significa inclusión desde la aceptación y tolerancia de pensamientos diversos y quienes la practican, los verdaderos demócratas, tienen la capacidad para reconocer y trabajar por las necesidades de todas y todos sus gobernados.

Con casi 99% de las actas capturadas, las votaciones en la Ciudad de México indican que la alianza PAN-PRI-PRD ganó ocho alcaldías, la coalición Morena-PT siete y el PAN una.

En términos porcentuales, la oposición a Morena y sus aliados obtuvo 42.6% de los votos, mientras que el partido en el Gobierno 35.6%. No olvidemos que en el PRD y segmentos del PRI de esa alianza existe algún tipo de “izquierda”.

Estamos en una ciudad en la que conviven diversas ideologías y en la que la ciudadanía se fortalece de la divergencia.

A la ciudadanía —empresarios, trabajadores, estratos medios— y autoridades nos corresponde ser protagonistas en la construcción de la comunidad, con una participación equilibrada, diversa y asertiva.

Desde el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la CDMX reivindicamos el énfasis social de nuestra misión. La cultura de la legalidad y el acceso individual a derechos requiere respaldo, cooperación, colaboración, coordinación con todas y todos.

Este lunes, la jefa de Gobierno de la capital de la nación, Claudia Sheinbaum, resaltó que la autoridad debe gobernar por igual y articular políticas públicas independientes de colores partidistas. La ciudadanía y sus derechos están por encima de los partidos y ese énfasis, es deseable, será parte de la plataforma cotidiana de aquí al 2024.

 

Más del autor