Viejas y nuevas generaciones de Coyoacán se reunieron para decidir el futuro del país

Tanto quienes iban a votar por primera vez como los más veteranos en este proceso, se dieron cita este domingo para participar en las llamadas “elecciones más grandes de la historia del país”

Viejas y nuevas generaciones de Coyoacán se reunieron para decidir el futuro del país
Adrián Escobar A las casillas de Coyoacán acudieron viejas y nuevas generaciones con un mismo objetivo

Este domingo 6 de junio se llevaron a cabo las elecciones intermedias del 2021, donde se estuvieron en juego diputaciones federales y locales, gubernaturas, ayuntamientos y alcaldías. A la cita acudieron electores de todas las edades para decidir el futuro de México y formar parte de este histórico proceso.

Carlos Chávez Hernández, adulto mayor habitante de Coyoacán, acudió desde temprano a las urnas instaladas en Ejido de Santa Úrsula. Para el señor Chávez, esta jornada electoral representó la oportunidad de realizar un cambio: “El haber sido parte de este proceso se siente bien. Siento que estoy actuando responsablemente”.

Por su parte Luis Alberto, de 20 años de edad, declaró que las “elecciones más grandes del país” son un título que se le da a las jornadas electorales de todos año, debido a que constantemente aumenta el número de habitantes y, por ende, el padrón electoral de cada proceso. Sin embargo, expresó su júbilo ante su primera participación electoral. “Me siento bien como ciudadano. Me siento hecho.” Confesó para este medio.

Para Carla, Karen y José Luís López, hermanos de 23, 29 y 30 años, respectivamente. Formar parte de este proceso electoral fue satisfactorio y representa un ejemplo para las generaciones más jóvenes. “Me siento orgullosa de ejercer mi derecho”, confesó Karen.

Sobre aquellos que se negaron a votar, dijeron que es cuestión de cada persona. Sin embargo, resaltaron la importancia de este proceso. “Opino que cada quién tendrá sus razones. No me corresponde juzgar“, expresó José Luís. “Cada quién puede tomar la decisión que quiera, pero si queremos tener resultados en el país también debemos tomar acciones políticas.” finalizó la menor de los hermanos López.

Por su parte, Carlos Dávila de 67 años, fue más severo respecto a su opinión de quienes se negaron a ejercer el sufragio. “Si tú no votas no tienes derecho a reclamar nada” declaró. “Por mi parte, yo me siento un ciudadano cumplido.”

De esta forma, dos generaciones de la alcaldía de Coyoacán se reunieron este domingo por una misma causa. Sin importar las ideologías, gustos o preferencias políticas, acudieron a la misma urna para depositar su voto y esperanzas para un mejor país.

 

PL