Una jornada electoral marcada por cubrebocas

La capital de la república vivió una jornada electoral tranquila, y la gente presumió imágenes de sus dedos con la tinta indeleble para comprobar que hicieron válido su derecho al voto

Una jornada electoral marcada por cubrebocas
Foto: Jefté Arguello En la Colonia Morelos, la primaria República Dominicana, está en programa de mejoramiento, por lo que fue aprovechada para instalar un módulo electoral. Desde muy temprano, la jornada se llevó en calma, y la gente emitió su voto con normalidad. No se reportaron incidentes de ninguna clase.

Desde muy temprano, la mayoría de las casillas fueron abiertas para que la ciudadanía mexicana acudiera a emitir su voto. Prevalecieron las largas filas en la gran mayoría de las alcaldías, y hubo reclamos de varias personas, aunque después del medio día, la afluencia bajó considerablemente. La capital de la república vivió una jornada electoral tranquila, y la gente presumió imágenes de sus dedos con la tinta indeleble para comprobar que hicieron válido su derecho al voto. Los diferentes candidatos acudieron a ejercer su derecho electoral desde temprano, y llamaron a la población a hacer lo mismo, en calma y en paz.

Los ciudadanos acudieron a sus sedes para votar manteniendo la sana distancia, y con los cuidados exigidos como el cubrebocas, y se vio a mucha gente con alcohol en gel y con todas las precauciones sanitarias para evitar cualquier contagio mientras estuvieran formados en sus casillas.

Hubo algunas denuncias, pero las imágenes de la jornada, en general, fueron de una elección tranquila, y con la gente satisfecha por expresar sus preferencias electorales en la mayoría de las sedes del territorio.

LEG