Autoridades educativas Nuevo León y Tamaulipas arrancaron ayer la fase piloto del regreso a clases presenciales, de manera gradual, responsable, voluntaria y segura, en escuelas públicas y privadas.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, inició la fase piloto en diez escuelas rurales de los municipios de Méndez, Ocampo, Gómez Farías, Palmillas, Gustavo Díaz Ordaz, y Aldama, cuyo semáforo epidemiológico está en verde.

Desde la escuela primaria Profesor Celestino Ortiz Cárdenas, García Cabeza de Vaca dijo que aunque se veía lejano el regreso, se tiene “que tomar este reinicio con mucho cuidado, con mucha responsabilidad, dándole seguimiento a todos los protocolos necesarios».

El mandatario comentó que Tamaulipas busca iniciar las clases presenciales de forma general en toda la entidad a partir de agosto.

EL protocolo sanitario establece que se deberá respetar estrictamente la seguridad en materia de salud, con la aplicación de gel antibacterial, lavado de manos, sana distancia y horarios escalonados.

Asimismo, las aulas y los accesos a los planteles han sido modificados, además de que se mantiene capacitación de docentes, alumnos y padres de familia para evitar contagios de Covid-19.

Vuelven a clases en Nuevo León, pero no todos

Aunque el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodriguez Calderón, anunció que ayer regresaron miles de escuelas de educación media superior y superior a clases presenciales, algunos planteles decidieron no volver a las aulas por ahora.

De acuerdo con información de la prensa local, instituciones como la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que concluye el semestre el próximo 18 de junio, informó que no regresarían este lunes a clases.

Las preparatorias de la máxima casa de estudios de NL, tampoco volvieron a las aulas ayer.

El Tecnológico de Monterrey habría mandado a sus alumnos un correo electrónico donde informaba que la reapertura sería gradual y para prácticas de laboratorio.

 

LEG