Espionaje a sus aliados pone en jaque a Biden

Medios daneses revelaron que agencias de Estados Unidos, a través de Dinamarca, escuchaban a políticos de cuatro países europeos

Espionaje a sus aliados pone en jaque a Biden
Foto: AFP Los líderes francés, Emmanuel Macron, y alemana, Angela Merkel, exigieron explicaciones a Estados Unidos por espiar a personajes de la alta política europea; y a Dinamarca por utilizar sus instalaciones.


En un nuevo estallido en las manos del presidente estadounidense Joe Biden, ahora deberá resolver un conflicto diplomático relacionado con presuntos actos de espionaje por parte de los servicios de inteligencia de su país en contra de políticos europeos “aliados” de la Unión Americana.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Ángela Merkel, exigieron explicaciones a EU y Dinamarca sobre las acusaciones de que sus agencias los espiaron en 2014, con él y Barack Obama en el poder.

Según una investigación de la televisión pública danesa Danmarks Radio (DR) publicada este domingo junto a varios medios europeos, Washington utilizó instalaciones danesas al menos hasta 2014 para poder escuchar (SMS, llamadas telefónicas y por Internet) a varios altos dirigentes de cuatro países: Alemania, Suecia, Noruega y Francia, entre ellos la dirigente alemana Ángela Merkel.

“No es aceptable entre aliados, ni mucho menos entre aliados y socios europeos”, aseguró Emmanuel Macron al término de un consejo de ministros franco-alemán, expresando su compromiso “con el vínculo de confianza que une a europeos y estadounidenses”.

“Solo puedo unirme a las palabras de Emmanuel Macron”, respondió por su parte la germana Ángela Merkel.

Contactados por la agencia AFP, la Casa Blanca, el departamento de Estado norteamericano y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense rechazaron realizar comentarios.

El espionaje al más alto nivel de Washington a sus aliados europeos es conocido tras las revelaciones de Edward Snowden, pero el rol que pudieron haber desempeñado países de la Unión Europea en la operación amplía todavía más el escándalo.

Putin quiere discutir con EU ataque al Capitolio

Rusia afirmó este lunes que quiere abordar, en la primera reunión el 16 de junio entre Vladimir Putin y Joe Biden, asuntos como los derechos humanos y el enjuiciamiento de los agitadores tras el asalto al Capitolio en Washington, el pasado 6 de enero.

“Estamos preparados para discutir y no tenemos temas tabús. Hablaremos de lo que consideremos pertinente y estaremos listos a responder cualquier pregunta de la parte estadounidense. Esto implica también a los derechos humanos”, indicó el jefe de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Afirmó que su Gobierno esta dispuesto a discutir “los problemas que hay en Estados Unidos”, y dijo estar “muy interesado en el procesamiento de los acusados por los disturbios del 6 de enero”, cuando militantes pro-Trump desencadenaron un sangriento asalto al Capitolio en la capital de EU.

En Estados Unidos “están ocurriendo muchas cosas realmente interesantes, inclusive desde una perspectiva de los derechos humanos, de los derechos de la oposición”, detalló Lavrov tras una pregunta sobre los opositores rusos.
LEG