Conflictos laborales afectarán el libre flujo comercial con EU

El Gobierno norteamericano incluirá en la reunión de revisión del T-MEC, las demandas laborales tanto de Silao como de Matamoros

Conflictos laborales afectarán el libre flujo comercial con EU
Foto: Cuartoscuro Keneth Smith, jefe de negociación técnica de México para la modernización del TLCAN, confirma tensión comercial con EU.

Los conflictos sindicales podrían obstaculizar el libre comercio entre México y Estados Unidos, pues representan disputas en las reglas laborales que se acordaron en el T-MEC, lo que causaría aplicación de aranceles en determinados productos, advirtió Keneth Smith, jefe de negociación técnica de México para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En entrevista con 24 HORAS, el especialista en comercio exterior señaló que de haber más disputas laborales bajo el actual acuerdo comercial con Estados Unidos, podrían obstaculizar el comercio entre ambos países, si es que dicho país empieza a aceptar más casos de esa índole.

Smith sostuvo que persiste el riesgo de que EU continúe aplicando controversias sindicales bajo el esquema del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), mismo que entró en vigor el 1 de julio de 2020, disputas que podrían desembocar en medidas proteccionistas por parte del país vecino al norte.

“Lo que sí es muy importante, sobre todo porque es la primera vez que se utiliza un mecanismo laboral de esta naturaleza, es asegurar que las cosas se hagan bien desde un inicio, que no vayamos a tener una cascada de casos frívolos que no estén sustentados con evidencia y que tengan como objeto simplemente obstaculizar el comercio… lo que no queremos es que se convierta en un mecanismo prohibicionista”, explicó.

El miércoles pasado, Washington solicitó a México revisar la presunta negación de derechos laborales, relacionados con la representación sindical de los trabajadores, en una planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, suceso que se convirtió en el primer desacuerdo laboral bajo el T-MEC.

A este hecho se suma que la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), presentó una queja destacando violaciones laborales contra Tridonex, una fábrica de autopartes ubicada en Matamoros, Tamaulipas.

Asimismo, la queja de esta central obrera, una de las más grandes de EU, se dio porque, presuntamente, se negó la representación sindical independiente de los trabajadores, acusación que también fue presentada por el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNITIS) y atenta contra los compromisos adquiridos en el T-MEC.

Ante ello, Katherine Tai, representante comercial de EU, pidió a México revisar la situación de los empleados de la planta, a quienes presuntamente se les negó el derecho de libre asociación y negociación colectiva.

La discusión avanzó tanto que Tai afirmó que la próxima reunión de la Comisión de Libre Comercio del T-MEC, que se celebrará el 17 y 18 de mayo, abordarán las recientes demandas de violaciones laborales, a lo que se agrega, que se evaluará la aplicación del tratado comercial.

Sobre la reunión, la representante comercial de la Casa Blanca sostuvo: “es algo que tiene que ocurrir cada año en una especie de chequeo por parte de los Ministros en torno a la salud del acuerdo”.

De igual forma, el mismo día que Washington envió la carta a México con motivo de lo sucedido en la planta de GM, en nombre del Gobierno de México, el embajador Esteban Moctezuma respondió también con una misiva dirigida al secretario del Trabajo de EU, Martin J. Walsh, por supuestos incumplimientos laborales en el sector agrícola, que también van en contra de lo establecido en el acuerdo comercial.

Pese a que hasta el momento la disputa laboral de EU con México se encuentra en las primeras instancias, el conflicto derivado por lo sucedido en Silao, podría desembocar en sanciones hacia la misma empresa, GM, y en la aplicación de aranceles a los productos que fabrique, de acuerdo con Smith.

Para Pedro Tello, consultor en economía, el actual esquema del T-MEC busca garantizar los derechos de los trabajadores, principalmente en lo relacionado a la representatividad de sus sindicatos.

General Motors no considera como violaciones laborales lo ocurrido en Silao

Niega AMLO tensión con Gobierno de EU

El Gobierno federal aceptó la queja de Estados Unidos por la violación a los derechos de los trabajadores de la planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, en el marco del apartado laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Durante la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “ya dimos respuesta a la denuncia de Estados Unidos porque, en efecto, en la planta de esta empresa se llevó a cabo un recuento para resolver sobre la titularidad del contrato”.

Asimismo, descartó que la queja presentada por México sobre faltas a las condiciones laborales de trabajadores agrícolas en EU, significaran tensiones en la relación bilateral.

Derivado del T-MEC y de la reforma laboral, refirió, los sindicatos y patrones están obligados a transparentar las renegociaciones de sus contratos colectivos de trabajo y registrarlos ante la Secretaría del Trabajo.

A su vez, recordó que no existe exclusividad de un sindicato, ya que para la renegociación se debe contar con la mayoría de votos de los trabajadores. Y la elección de líderes sindicales es por voto secreto y directo.

El mandatario reconoció que en la planta automotriz de Silao “hubo muchas irregularidades en la elección, que eso es lo que están denunciando el Gobierno de EU, y tienen la razón porque ya nosotros lo habíamos constatado y ya se había denunciado”.

Apuntó que “la Secretaría del Trabajo ya había descalificado esa elección, que fue violatoria a la legislación laboral”.

Tras reclamo de EU, voto sindical en General Motors se repondrá, resuelve STPS

LEG