Ahora, la judicialización de las promesas de campaña

Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Interesantísimo se puso el caso Nuevo León luego de las comedidas carpetas de investigación que inició la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) en contra de los candidatos punteros Samuel García y Adrián de la Garza.

La FEDE a cargo de José Agustín Ortiz Pinchetti, viejo amigo y colaborador de presidente Andrés Manuel López Obrador, reaccionó como resorte en cuanto el inquilino de Palacio se preguntó en público en dónde estaba la Fiscalía que no veía lo que parecía una clara compra de votos a cargo de De la Garza.

La denuncia “como ciudadano’’ que hizo el Presidente le abrió los ojos a Ortiz Pinchetti.

Tres días después la Fiscalía General de la República anunciaba la integración de las carpetas de investigación por posibles delitos electorales en contra de los candidatos de Movimiento Ciudadano y el PRI.

López Obrador acusa a De la Garza de cooptar el voto a cambio de dinero.

Pero eso es falso.

Lo que De la Garza promete es que, de llegar a ganar, entregaría apoyos a mujeres en situación de vulnerabilidad por medio de una tarjeta rosa.

¿Cuál es el delito? Todos los candidatos fincan sus campañas en promesas de dinero; lo hizo el propio López Obrador cuando prometió becas para ninis, para madres solteras, para adultos mayores, etcétera.

Lo hacen quienes prometen más dinero para seguridad o para educación.

Si De la Garza entrega tarjetas con saldo, sí hay delito; pero si los monederos electrónicos solo contienen promesas, ¿cuál es el delito? ¿Dónde está la coerción hacia los votantes? ¿No hacen lo mismo los candidatos de Morena? ¿Ya voltearon a ver a Evelyn Parra en Venustiano Carranza?

A García lo acusan de hacer campaña con recursos ilícitos; es el puntero en la carrera por la gubernatura.

Pero no se conoce más, ni quién lo denunció ni cómo es que llegaron a la conclusión de que el dinero de su campaña es dinero sucio.

Pero lo más interesante es si el INE, el Tribunal Electoral o la propia FEDE sancionarán a López Obrador por aceptar pública y tácitamente que él tiene metidas las manos en las elecciones.

¿Es delito que amerite investigación o solo falta administrativa que se resuelve con un enérgico exhorto, como siempre?

¿El juez al que sea asignado el caso tendrá el valor de rechazar las carpetas que presente la Fiscalía General o se irá por la fácil?

Veremos.

****

Banco Azteca presentó ayer una nueva cuenta denominada Somos, dirigida exclusivamente al mercado femenino.

Ninfa Salinas Sada, presidenta del Consejo Directivo de Fundación Azteca, presentó la cuenta que, entre otros beneficios ofrece asistencias médicas en línea o telefónicas con médicos especialistas, psicólogos y dentistas, entre otros.

Un chequeo médico presencial que incluye examen general de orina, química sanguínea de 27 elementos, papanicolaou, mastografía y factor RH.

Además, cuenta con una consulta presencial con ginecólogo, pediatra, oftalmólogo y médico general. Las asistencias también tienen un alcance legal, educativo y psicológico, vía telefónica o en línea.

Un elemento que agrega valor a esta cuenta es la posibilidad de cursar en línea talleres de educación financiera, enfocados en el desarrollo de hábitos financieros saludables, como el establecimiento de metas y un mejor control de gastos para gestionar adecuadamente las finanzas personales y el presupuesto familiar.

La nueva cuenta se abre con 1,000 pesos y se paga una membresía mensual de 19.90 pesos más IVA.

Por los servicios que ofrece, lo vale.

LEG