La manzana envenenada del Verde a la Corte

Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La aprobación de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación confrontará a los ministros de la Corte…contra ellos mismos.

Todo gracias al regalazo que el senador Raúl Bolaños Cacho, del Verde Ecologista, hizo al Poder Judicial al incluir un artículo transitorio por el cual se amplía dos años el periodo del presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, que debería terminar oficialmente los primeros días de enero del 2023.

El obsequio alcanzó también para los 6 consejeros de la Judicatura que de acuerdo a la Constitución deben permanecer en el cargo 5 años y ahora, si los diputados aprueban la nueva ley, permanecerán 7 años.

El artículo 94 Constitucional establece el periodo que deben desempeñar los presidentes de la Corte, 4 años sin posibilidad de reelegirse inmediatamente.

Como sabe, ninguna ley puede estar por encima de la Constitución, ni aunque venga con moñito guinda.

Así que, en el supuesto de que la Cámara de Diputados también aprobara el obsequio, los partidos de oposición podrán interponer una controversia constitucional que deberán discutir los actuales magistrados, con excepción del directamente beneficiado, es decir, Zaldívar.

Para evitar todo el show y el sospechosismo -Santiago Creel dixit- lo más prudente sería que el propio Zaldívar rechazara la ampliación de su periodo al frente de la Corte, al igual que el de los miembros del Consejo de la Judicatura Federal, incluso quizá antes de que concluya el proceso legislativo para cortar de tajo el escándalo.

Porque no se trata solo de una confrontación a lo establecido en la Carta Magna, sino la sospecha generalizada de que el Gobierno, a través del Poder Legislativo, prepara un asalto al Poder Judicial.

Por la noche, el Consejo de la Judicatura, envió un comunicado en el que aclara que el artículo transitorio conocido como “regalazo’’, “no solo no fue elaborado por el equipo redactor de las propuestas originales -de la Ley Orgánica- sino tampoco solicitado por el Poder Judicial Federal’’.

Dicho de otra manera, el que estuvo de “obsequioso’’, para ponerlo en palabras publicables, fue Bolaños Cacho.

Pero seríamos muuuuuy inocentes que creyéramos que el legislador lo hizo por su propia iniciativa.

Nada se mueve en el Legislativo, si la orden no viene de Palacio Nacional, aunque no necesariamente de la oficina principal.

****

Algunos senadores del PRI y el PAN hicieron un papelón al votar a favor o en abstención de la Ley Orgánica del Poder Judicial porque, según dijeron, no tuvieron acceso al transitorio que presentó Bolaños.

Morena dice que se publicó en la Gaceta Legislativa temprano, pero la oposición asegura que dicho artículo ni siquiera había sido discutido en las reuniones previas, lo que calificaron un albazo y un “agandalle’’ del partido mayoritario.
****

El empresario Ricardo Salinas Pliego hizo un llamado a sus colegas para que impulsen la creación de valor económico, social y ambiental a través de sus empresas.

Durante la presentación del Centro Ricardo B. Salinas Pliego, el CEO de Grupo Salinas aseguró que los empresarios deben estar preocupados por sus empresas “porque salgan adelante, porque enfrenten los retos competitivos nacionales como internacionales, pero no basta nada más ser exitoso en nuestras actividades empresariales’’.

“Como empresarios estamos en el centro de una actividad fundamental, es la creación de valor económico, social y ambiental a través de las empresas’’.

Salinas Pliego dijo que si queremos un México próspero e incluyente “necesitamos de verdad un cambio cultural. Es un cambio de mentalidad, que no le tengamos miedo al éxito, que celebremos cuando a alguien le va bien, que dejemos atrás esa mentalidad de cangrejos en una cubeta. No seamos cangrejos’’.

LEG