Puebla y su gran campaña

Raúl Sarmiento

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

El torneo Clausura Guard1anes 2021 en lo particular tiene una gran sorpresa y es el Puebla, equipo del cual ya habíamos expresado en esta columna lo bien que venía haciendo las cosas y que ahora a tres jornadas del final del evento se encuentra por méritos propios colocado en el cuarto lugar de la competencia, algo que muy pocos pudieron pronosticar, porque se pensaba que sería equipo para pelear en media tabla y tratar que por segundo torneo consecutivo jugar la reclasificación.

Este Puebla de Larcamón y compañía, inició con presagios no del todo optimistas, el cambio de director técnico, la salida de jugadores importantes como Vikonis, Osvaldito Martínez, Vidrio y Angulo entre otros ponía en duda el proyecto, sobre el cual había nubarrones que señalaban que estaba próximo a ser vendido, que no garantizaba éxito económico, etc.

Sin embargo, la realidad es otra, los de la Franja han logrado un gran torneo con 23 puntos, superando ya los sumados el campeonato anterior, con solo tres derrotas, cinco empates y seis triunfos, con una diferencia de más ocho, con 21 goles a favor y 13 en contra.

El técnico argentino, que llegó sin mayor renombre, logró una rápida adaptación al grupo, su juvenil edad para ser líder del plantel no fue problema, al contrario ha logrado congeniar de maravilla con sus dirigidos, supo aprovechar la base dejada por el peruano Juan Reynoso con jugadores como Perg, Corral, Salas, Álvarez, Ormeño, Fernández, Tabo, Reyes, entre otros y adaptar perfectamente a los nuevos como Segovia y Silva para armar un conjunto que se basa en una defensa importante y que tiene además contra ataque y forma de ofender de buena forma.

Pero en lo particular, pienso que su máxima virtud es el grupo, lo unido que está el plantel y que juega con una garra y entrega que le permite competir, válgame usted el ejemplo, es un equipo con corazón de barrio, que se rompe todo lo que tenga que romperse en el terreno de juego en busca de un buen resultado.

Cuando el Puebla abandona este estilo, simplemente se ve mal, por ejemplo contra el Atlas, cuando perdió de local, pero sus actuaciones de visitantes contra Toluca y Pachuca dejan un grato sabor de boca al verlos prácticamente morirse en la cancha en busca de lograr el resultado, muchas veces revolviéndose como felino herido dentro del área y con la certeza de poder encontrar una transición para encontrar el gol a favor.

No será fácil asegurar el cuarto lugar general que tiene hasta el momento, su cierre de calendario le tiene como futuro visitar al San Luis que se juega la vida, luego recibe a un Pumas que también va por todo y termina visitando el difícil terreno de un Santos que trata de asegurar su lugar entre los ocho primeros.

Sus rivales para lograr el cuarto sitio y evitar la reclasificación son Santos con 22 unidades (será su rival directo), Atlas con veintiuno y León con 20, veremos si logra sumar para quedarse entre los primeros cuatro de la tabla de puntuación, pero de no hacerlo, nada le quitara ya el ser la gran sorpresa del torneo.

 

                                                                                                                                                 @raulsarmiento

Más del autor