Un grito desesperado

Dolores Colín

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La vacuna anticovid es la esperanza de vida para la reactivación económica y social. Ya hemos reconocido el trabajo de los científicos del mundo para llegar en menos de un año, no sólo a una vacuna, sino a varias opciones de ella.

 

Una vez que el Presidente López Obrador anunció la campaña de vacunación, la ruta crítica marcó como prioritarios a los trabajadores del sector salud en ser inoculados, fue a la primera línea de atención de pacientes Covid, y todos coincidimos que era lo menos que se podía hacer por ellos que día a día arriesgan la vida. De acuerdo al cronograma inicial ya debían estar vacunados todos. Sin embargo en la última cifra oficial marca 860 mil personas del sector de salud pública los inmunizados. Compromiso que hasta el momento no se ha cumplido.

La cifra oficial de muertes del personal del sector salud al corte del 29 de marzo es de 3 mil 679 defunciones confirmadas. De los cuales 48% son médicos; 29% otros trabajadores de la salud; 19% enfermeras; 3% dentistas y 2% laboratoristas. Por ello, la urgencia de que todo el personal del sector salud, la primera línea como se les ha llamado estén vacunados.

 

Ahora, ya no es sólo la voz del Dr. Francisco Moreno, Director de Medicina interna y encargado del área Covid del Hospital ABC, quien ha solicitado respetuosamente que se vacune al personal de los hospitales privados. Ya se manifestaron los trabajadores de hospitales, farmacias, consultorios privados, dentistas, laboratorios y un gran número de trabajadores del sector salud . Ellos no son los grandes empresarios, que pudieran tomar un vuelo al extranjero y hacer turismo de vacunación.

 

Yo me uno a la solicitud de los hombres y mujeres que solicitan su vacuna, como una mínima expresión de solidaridad a su compromiso y esfuerzo para atender a cualquier hora del día a los pacientes Covid, que desaparezca la imagen de discriminación a esa primera línea de combate contra el coronavirus.

 

SUSURROS 

 

  1. El domingo se dio el banderazo a las campañas que desarrollan los partidos políticos para el proceso electoral del 6 de junio. El árbitro electoral, es decir el INE ha sido blanco de cuestionamientos. Pero, llama la atención la respuesta de Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del INE que respondió a quienes atacan al INE y/o a sus consejeros y precisó que encabeza un árbitro vigente y sin protagonismos.

 

  1. Este semana Mario Delgado, presidente nacional de Morena debe atender los dos casos en donde el INE canceló las candidaturas en los Estados de Guerrero y Michoacán. El plan “B” lo debe llevar a elegir al reemplazo del normalista Raúl Morón para la gubernatura de Michoacán, luego de que el Instituto Electoral local, de Ignacio Hurtado Gómez, ratificara la negativa a su registro. Y el TEPJF confirma la decisión del INE. Así, quien pinta como el elegido es el diputado Carlos Torres Piña, pues va al frente en las encuestas para los comicios de junio próximo en el estado que gobierna Silvano Aureoles.

 

                                                                                                                                                                      @rf59

Más del autor