Se desploman las ventas de los mariscos en plena Semana Santa

Consumidores disminuyeron la cantidad de producto adquirido por un aumento en los costos y menores recursos en sus bolsillos

Se desploman las ventas de los mariscos en plena Semana Santa
Foto: Tzuara de Luna Locatarios de la Nueva Viga no sólo reportaron baja afluencia, sino que también notaron que los asistentes compraron menos producto.

A pesar de que la cuaresma por la temporada de Semana Santa impulsa normalmente el consumo de pescados y mariscos, este año los locatarios de La Nueva Viga, establecimiento popular entre los habitantes de la Ciudad de México para la compra de este tipo de alimentos, reportaron una caída en sus ventas de hasta 30% anual, lo que mermó sus ganancias en la misma proporción.

Tras un recorrido hecho por 24 HORAS a La Nueva Viga, los locatarios comentaron que antes de que la pandemia del Covid-19 llegara, ellos solían comprar cantidades “exorbitantes de mercancía” para comercializar en Semana Santa desde un par de días atrás, sin embargo, ante la presencia del virus, prefieren comprar sus productos al mayoreo cada día.

Agregaron que la afluencia en el inmueble comercial se ubicó entre un 60% y 70%en esta temporada, en comparación con años previos a la pandemia del Covid-19.

Francisca Flores, propietaria de Pescadería Panchita, agregó que no ha tenido clientes nuevos en lo que va del año, por lo que sus ganancias están siendo sustentadas sobre todo por sus clientes habituales, situación que es similar a la de muchos locatarios y otra razón por la que sus ganancias se están viendo afectadas. Francisca agregó que incluso, hay días donde sus ventas cayeron hasta un 40%.

En tanto, José Gómez, propietario de la bodega 18 en el pasillo D del lugar, dijo que en años anteriores, la venta de mojarras simbolizaba una ganancia promedio para su negocio de 100 mil pesos al día a lo largo de la Semana Santa, sin embargo, esta vez sus ganancias se ubicaron entre los 60 y 70 mil pesos por la pandemia.

Gómez resaltó que los pasillos de La Nueva Viga en esta Semana Santa lucieron con poca afluencia en comparación de años anteriores, incluso, que hubo menos gente en comparación con la Semana Santa del 2020, cuando ya estaba la pandemia por Covid-19.

Al respecto, Laura Rojas, propietaria de Pescadería Yepes, abonó que en Semanas Santas anteriores las personas solían llevar entre 8 y 10 kilos de camarón pacotilla, ahora la mayoría llevó máximo 3 kilos.

Frases:

“Es claro que la economía está mal y lo vemos aquí. La gente ya no compra igual que antes. La pandemia también nos está repercutiendo a nosotros como vendedores”
José Gómez, propietario de una bodega en la Nueva Viga

“Ya todo está más caro, pero nosotros no podemos subir nuestros precios porque es una cadenita. Si vendemos caro no nos compran, si no nos compran no podemos vender”
Francisca Flores, propietaria de Pescadería Panchita

“Nunca había visto una Semana Santa así. Nuestras temporadas fuertes son Semana Santa y Navidad. Ahorita no nos fue tan bien, así que nos queda esperar a diciembre”
Laura Rojas, propietaria de Pescadería Yepes

Crece consumo de mariscos pero hay menos ingresos a productores

Compran más barato pero de mala calidad

La venta de mariscos también bajó hasta 40% en servicios a domicilio, debido al encarecimiento del producto y por lo tanto, los consumidores optaron por adquirir la mercancía en locales que no garantizaban la calidad del alimento.
Así lo reportó el señor Alberto Gómez, vendedor de The Diamond Sea, negocio que ofrece venta de mariscos a través de WhatsApp.

“Este año estuvo muy difícil, ya que por la temporada se escasea bastante el producto fresco. Los clientes se dejan llevar por precios baratos y de muy mala calidad. Hay muchos negocios que ofrecen según productos frescos y la verdad para nada”, dijo en entrevista.

Refirió que en supermercados al Sur de la Ciudad de México, se ofreció huachinango, cuando en realidad era “pargo habanero”, o Atún fresco, cuando es un producto que se llama bonito.

Y es que en los productos como sierra, huachinango, róbalo, pulpo, camarones y Mojarra, este año los precios pasaron de 70-80 pesos por kilogramo a 120-160 pesos. En el caso del camarón pacotilla su precio pasó de 210 pesos por kilo a 280 pesos.

Promueve Comepesca productos nacionales

Con el fin de impulsar la calidad y sustentabilidad de los mariscos en el país, el Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (Comepesca) promovió el portal iPescado.com.

En entrevista, Aline Molina Meneses, coordinadora de campañas de Comepesca, explicó las ventajas de dicha plataforma electrónica que surge de la necesidad de acercar a los productores, comercializadores y distribuidores de pescados y mariscos nacionales, con los chefs, restaurantes, tiendas de autoservicio y público en general.

Y es que la plataforma difunde el nombre y precio promedio de productos nacionales, para ayudar a la toma de decisiones, con información actualizada sobre los pescados capturados y producidos bajo estrictos estándares.

Destinos de playa: los lugares preferidos esta Semana Santa

LEG