La tele que nos refleja

Santiago Guerra

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Nada nos ha cobijado como la televisión durante la pandemia. Porque es fácil acceder a ella. Solo debemos agarrar el control, escoger nuestro servicio de streaming preferido y sentarnos a disfrutar. Particularmente, las comedias son las más sabrosas durante tiempos donde, pese a tener mucho más horas que antes para dedicarnos a proyectos, la energía de la situación no nos da para mucho más. Preferimos ir a un lugar cálido, donde al final todo saldrá bien.

En este tiempo hemos aprovechado para ver más, y muchas veces es fácil caer en las comedias favoritas, el perfecto antídoto para desapegarse del drama de las olas, las variantes y las fallas en equis o ye vacuna.

The Office, disponible en Amazon Prime, es un retiro muy recomendable para quienes, aunque no lo quieran admitir, extrañan el clásico ambiente godín de la oficina.

Ver correr a los compañeros deprisa cuando el reloj da las 6. Comer todos apretujados a la 1 o 2 de la tarde (la hora más godín para tomar el almuerzo), y juntar sillas para caber. Saludar al de la entrada, a los compañeros de elevador y a los tempraneros, siempre con ojeras pero de buenas. O perseguir el drama del que siempre llega tarde a todos lados.

Esta comedia disparatada es una parodia a la cultura de los oficinistas, cuyo tiempo solo lo dedican a pasarla bien y divertirse con sus compañeros de trabajo, haciéndose bromas. Como cereza del pastel, ellos tienen un jefe idiota que deben aguantar todos los días.

Cuando antes la serie pecaba de un retrato demasiado realista del entorno laboral, ahora parece un oasis. Porque extrañamos esas interacciones sociales del día a día. Los chismes no saben igual en un zoom. Y el viernes de “a dónde vamos después” se esfumó.

Para un escape, se puede recurrir a una fantasía que se sentía muy real hace año y medio.

Para una catarsis, muchos se fueron una realidad disfrazada de las más rara de las fantasías.

WandaVision parecía la típica serie de acción, (SPOILER de la serie de aquí en adelante) cuando su verdadera trama relata cómo una mujer lidia con el trauma a través de revivir sus comedias favoritas americanas, como Malcolm El de En Medio, Hechizada, o el Show de Dick Van Dyke. La serie de Marvel, ya completa en Disney Plus, es una metáfora muy certera de nuestros tiempos. Porque, ¿quién, en 2021, no se puede identificar con su protagonista, Wanda? Un personaje cuyo duelo era demasiado, y decidió crear este universo idílico para evadir el dolor. Quizá nosotros no tengamos sus poderes, pero sí solemos esquivar nuestros problemas prendiendo el televisor. Un aparato capaz, incluso, de hacernos olvidar una situación de alarma mundial…al menos por 20 minutos.

Aunque estos dos terrenos son lo más cercano a la realidad común, ya sea por extrañar la pasada o por querer espantar la actual, hay mucho más por explorar.

Cuando lo más emocionante de la semana es un archivo mal cargado antes de la junta o quitar el mute sin querer cuando ladra el perro, se sabe que realmente necesitamos un escape.

Si no, por lo menos podremos seguir escondidos en cualquier universo que la televisión exponga, hasta nuevo aviso.

 

      IG: @artedeldesarte

        @santiagoguerraz

Más del autor