Que fluya el blues
Que fluya el blues

Hoy más que nunca, las notas de blues suenan con profunda melancolía y tristeza, ya que la pandemia causó estragos graves a las artes que se expresan a través de un escenario.

Un ejemplo de ello son Los Señores del Blues Band, integrada por miembros de ‘Bon y los enemigos del silencio’, icónico referente del rock en tu idioma de los ochenta, así como la aún exitosa banda Moderatto.

«Música y teatro han sido los primeros en parar y seguramente vamos a ser los últimos en regresar. En el blues es todavía más complejo porque es de contacto cercano, con solo lo que te transmite la música, a diferencia de otros géneros como pop o rock, donde además de la música hay pantallas y luces», cuenta Leoncio Lara Bon.

El bluesero y ahora compositor de música para cine, cuenta a 24 horas que si bien ha sido un terrible golpe, el confinamiento trajo consigo un encuentro maravilloso con la música, así como nuevos horizontes poco explorados como el concierto en streaming con el que este 14 de marzo deleitaron a varios amantes de este ritmo, considerado por muchos padre del jazz o del rock.

Parte de este optimismo lo comparte su hermano, Marcello Lara, co-fundador de Los Señores del Blues y guitarrista de Moderatto.

«Ha sido un momento muy difícil pero también muy bueno, porque encontramos una manera de trabajar a distancia, por lo que ha sido muy productivo en ese sentido. Además es una gran opción, porque por primera vez van a poder vernos gente que moría de ganas. De otros países y ciudades donde no íbamos a ir tan fácilmente», detalla el también columnista conocido como Burguerman.

Pese a ello, hay algo que sí preocupa a Bon y es que aunque la tecnología les ha dado un nuevo alcance, los lugares para este tipo de música puede que hayan desaparecido en medio de la crisis.

«Usualmente te presentas en sitios como El Foro del Tejedor, que es como más fresón, pero ya no están abiertos. Ahora que regresemos tras la pandemia a ver cuántos sobrevivieron. Pero me imagino que en lugares mucho más underground donde suceden las cosas de verdad, se las han de ver negras», dice el compositor de películas como “Rudo y Cursi”.

EL BLUES, UN PUNTO DE ENCUENTRO CON EL ESPÍRITU

Este par de grandes músicos comparten una visión favorable, pues por separado, coinciden en que el Blues y el confinamiento les han permitido reencontrarse con la música.

«Cuando empezamos con el grupo mi hermano Bon y yo, fue terapéutico darnos cuenta que la música fluye sola. Y lo único que nos fluía era el blues. Esto es algo más como del alma y de lo que traemos adentro.

Probablemente no podía haber hecho un disco de Blues hace 25 ó 35 años que empecé a tocar, porque siento que se necesita tener toda una experiencia y mucho bagaje cultural para llegar a ello», dice Marcello.

«Parte de la pandemia que ha estado padre también, es que te puedes clavar más en estudiar, oír música. Y gracias a la tecnología puedes grabar y colaborar a la distancia. Entonces va a salir una grabación pronto, nuestra primera grabación, no puedo decir qué es, pero será una sorpresa interesante», comenta Leoncio.

ica