Foto: Cuartoscuro / archivo La organización Mexicanos Primero indicó que el programa Aprende en casa ya está agotado y se debe volver a las aulas  

Durante el actual ciclo escolar, 5.2 millones de alumnos de entre 3 y 29 años ya no se inscribieron a la escuela, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De ese total, 2.3 millones no regresaron por motivos asociados a la enfermedad de Covid-19, mientras que 2.9 millones tampoco lo hicieron por falta de dinero o recursos, arrojó la Encuesta para la Medición del Impacto Covid-19 en la Educación 2020 (Ecovid-ED).

En el primer rubro, 26.6% optó por no estudiar debido a que considera que las clases a distancia son poco funcionales, mientras que 25.3% respondió que alguno de sus padres o tutores perdieron su empleo a lo largo de la contingencia sanitaria.

Infografía: Xavier Rodríguez

Además, 21.9% reportó que no pudieron continuar con sus clases debido a que carecen de una computadora o dispositivo, así como de internet, para atender las actividades del ciclo escolar 2020-2021.

La Ecovid-ED también expuso que la crisis provocada por el SARS-CoV-2 repercutió en todos los sectores del país, incluida la educación, pues se estima que 740 mil estudiantes de entre 3 y 29 años, que estuvieron inscritas al ciclo escolar 2019-2020, no concluyeron el curso. Dicha deserción, indican los datos del Inegi, está directamente asociada a la contingencia sanitaria.

Del total de personas de entre 3 y 29 años en el país, 33.6 millones estuvieron inscritas en el ciclo escolar 2019-2020; es decir, 62% de ese sector. Mientras que en el presente curso se matricularon 32.9 millones; es decir, 60.6%.

Por escolaridad, 55.7% en educación superior usó de la computadora portátil como herramienta para recibir clases, mientras que 70.2% de los alumnos de primaria utilizó un celular inteligente.

Asimismo, de acuerdo al instituto, en 28.6% de las viviendas donde había estudiantes, se hizo un gasto adicional para comprar teléfonos inteligentes; en 26.4%, para contratar servicio de internet fijo, y en 20.9% para adquirir mobiliario como sillas, mesas o adecuar espacio para el estudio.

«Modelo agotado»

David Calderón, presidente ejecutivo de la organización Mexicanos Primero, urgió a retomar las clases presenciales y afirmó que el programa Aprende en casa, de la Secretaría de Educación Pública ya está agotado.

Afirmó que el modelo a distancia implementado «se quedó corto, se quedó rígido, se esclerotizó esa solución que desde el principio tenía que haber estado con la perspectiva de irse articulando con lo presencial puesto que son tres millones de estudiantes de nivel básica que no se inscribieron en el ciclo 2020-2021», en entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula.

Calderón indicó que de acuerdo a una encuesta realizada por Mexicanos Primero, 94% de los padres de familia de niños y niñas del nivel preescolar, primaria y secundaria, están dispuestos a regresar a clases presenciales apenas haya las condiciones.

Sobre la vacunación contra Covid-19 de los profesores, expresó que se debe realizar ya, pues «estamos apenas a tiempo no solo de intentar algunas pequeñas aberturas escalonadas en todo el país, sino no vamos a estar listos para arrancar en forma en agosto”.

«Sí me gustaría regresar a la escuela»: Gael, niño que perdió el ciclo escolar por pandemia

Gael M. tiene 8 años, vive en el Estado de México y este año debería estar cursando tercero de primaria; sin embargo, debido a la pandemia de Covid-19 no pudo seguir sus estudios.

La familia comentó a este diario que el papá del menor fue despedido de la fábrica en la que trabajaba, mientras que a la mamá de Gael la «descansaron» y sólo labora tres días por semana, por lo que el salario que gana no les alcanza.

“Si me gustaría poder regresar a la escuela y ver a mis amigos, ahora mi familia dijo que era mejor no inscribirme este año y que mejor cuando regrese a clases presenciales repita el año.

«Si me pone muy triste porque soy un niño más alto que mis compañeros y perder otro año me hará sentir mal, no quiero que se burlen de mí porque soy grande; mis papás dicen que no me preocupe que lo que importa es que termine la escuela», externó el niño.

Gael comentó que el año pasado sintió que las clases en línea eran difíciles, porque no entendía algunos temas, los maestros se dedicaban a dejar mucha tarea y sus papás no podían ayudarle debido a sus trabajos, aunado a que en ocasiones tampoco entendían los ejercicios.

«A mi sí me gusta ir a la escuela, aunque el año pasado fue muy difícil (…). Ahorita me siento sin ganas de hacer nada, yo solo quiero que pronto regresemos a la escuela”, manifestó Gael.

Luego de que el 23 de marzo del año pasado arrancara la Jornada Nacional de Sana Distancia, la Secretaría de Educación Pública lanzó el programa Aprende en Casa para que los alumnos pudiera concluir el ciclo escolar en línea.

“Guía para el regreso a clases debe actualizarse”: Asociación Mexicanos Primero

LEG