Carne de toro (sin cerca) para calmar a la plaza

José Ureña
José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Sea para taparle el ojo al macho presidencial.

Sea para simular democracia.

O sea para ganar tiempo tras el pulso del Día Internacional de la Mujer.

Pero hay un dato cierto:

Sigue bajo revisión la candidatura (segura, digo yo) de Félix Salgado Macedonio para gobernador de Guerrero.

Seguro, subrayo, aunque crezcan y cada día se multipliquen las voces palaciegas en contra de la postulación del toro sin cerca, mote adoptado por él mismo.

Se esperará, eso sí, el paso de las olas.

La esperanza se monta en el posible descenso de la cresta esta avalancha de mujeres con muchos gritos y uno de ellos ¡ningún violador será gobernador!

Si baja, si percibe que baja, entonces el gran amigo del titular del Ejecutivo será ratificado y ungido desde el centro del poder.

Raro si vencen quienes advierten todavía explican: las protestas nacionales no alcanzarán sierras, costas y valles guerrerenses.

Los mesurados temen impacto en todos los procesos federales, estatales y municipales, aún en aquellos lugares donde el optimismo oficial ya siente sus reales de dominación y perpetuación.

JUGADAS DE SIMULACIÓN

Pero también hay jugadas de distracción.

La primera:

Aumentar la pena corporal para los feminicidas, sobre todo si son parte de las estructuras de poder en los tres niveles de Gobierno.

Ya lo sabe: cuando se quiere actuar en México, simplemente se aumentan las penas y ahora el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pone precio a las víctimas.

No importa si son pesos en salarios mínimos o en UMAs; eso es lo de menos.

Otra acción llamativa sería modificar la (falsa) encuesta encomendada a Mario Delgado para designar a quien le han instruido.

Ya se oirán las explicaciones:

Es el mejor posicionado

Los guerrerenses lo piden

En la democracia el pueblo manda

U otras justificaciones disparatadas en las cuales esta administración es experta cuando trata de aplicar la instrucción superior.

En horas lo sabremos, pero en el entorno presidencial aumentan las opiniones de quienes pretenden evitar mayor daño al jefe supremo y a su partido.

SE VA ADALID DE MORENA

1.- Era estandarte del partido del Gobierno en Baja California.

Pero la despreciaron.

Sobre todo despreciaron su lucha feminista, salida ayer a la calle para exigir su derecho al respeto personal y el respeto a su vida.

Hoy Estefanía Veloz está fuera de ese agrupamiento y se va con amargura:

En congruencia con mis principios, decido renunciar a Morena, porque mi lealtad y mi primera militancia no es con un partido, sino con las mujeres y con el feminismo. Renuncio en solidaridad con todas las víctimas del abuso sexual a las que no les han creído…”.

Por si alguien no lo sabe: ella es hija de Jaime Martínez Veloz, candidato a diputado federal de la oposición en Baja California y blanco de terribles ataques en su enfermedad por Covid.

2.- A José Luis Sánchez Solá ahora lo confunden con un fajador.

El Chelis es entrenador y comentarista de futbol, pero lucha con muchas posibilidades por la alcaldía de Puebla y, dicen sus encuestas, va en caballo de hacienda.

Y 3.- En Cancún la alcaldesa Mara Lezama fue confirmada como candidata para repetir en el municipio de Benito Juárez.

La ratificó el delegado de Morena, Óscar Cantón Zetina, pero ambos deberán operar para contener el ímpetu desesperado de la ex aspirante Marybel Villegas.

 

AR