Pedro Sánchez/Pablo Iglesias “juegan mal a la política”; Daniel Servitje tiene visión y se refleja en el flujo de Bimbo; Grupo Lala crece sus ganancias en más de 200”; Hotel 21 en Lexington Kentucky tiene el don de la cinta “Gambito de Dama”; ¿Creen que Lope de Vega ya fue pirateado?

Enrique Castillo Pesado

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Ana Oramas acumuló legislaturas/experiencias políticas/parlamentarias para obsequiar a varios de sus colegas de Hemiciclo en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Elección tras elección, renovó la confianza de los electores. Su trayectoria avala una actitud de moderación “en defensa de los intereses” canarios y del bien común de los hispanos. Se ha desenvuelto con ánimo dialogante/voluntad de pacto con diferentes personajes. Con aciertos/errores con las discrepancias que generan sus posiciones; sería injusto atribuir las actitudes sectarias/arbitrarias si tasa. La tasa es un tributo que debe pagar un consumidor o usuario por el uso privado de un bien o servicio de dominio público. Peregrinar por la política contemporánea con una imagen ad—hoc íntegra/cabal no es una suerte que crezca. Más bien al contrario, Oramas, por tanto, no da el perfil de bocera inflamada, sobreactuada, ofensiva o pérfida. Sírvase este contexto para enmarcar/ponderar su demoledor alegato del otro día en el Congreso a propósito de la tragedia inmigratoria que padece Canarias, zaherida además por la ruina económica provocada por el Covid-19.

Retrato sonoro de un fracaso criminal

Sus invectivas (censura violenta, agria y dura contra alguien) contra Pedro Sánchez y el vicepresidente Iglesias, fueron el retrato sobro de un ”fracaso criminal” y para muchos, delictivo: “Son ustedes un fraude. Es una afrenta, indignante, verlos jugar a la mala política, mientras mi gente se muere de hambre “. Afligida por la desesperación que rezuman sus islas, detalló el dolor de una tierra abandonada a un drama humano silenciado. “No hay palabras para lo que ustedes están haciendo”. “Han convertido a Canaria en una cárcel para tener hacinados a miles de inmigrantes”; “en una zona catastrófica de pobreza”. Mentira que sea un Gobierno socialista, no trabaja para los que peor están. Cabe imaginarse a Sánchez/Iglesias sin mover un dedo, hieráticos, miradas perdidas en cualquier dirección que no fuera la tribuna de oradores. Con idéntica desatención y menosprecio que ha merecido la agonía de los hermanos canarios y de muchos invisibles frente a la pandemia en tanto que no sirvan ni colaboren con el relato mendaz del poder.

Se esponja 18.2% por ajustes de precios

Durante el cuatro trimestre del 2020, Grupo Bimbo reportó un flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés), de 12,776.000 millones de pesos, un incremento del 18.2% respecto al mismo período del 2019. En su reporte financiero, la empresa del Osito explicó que este resultado estuvo apoyado en un mayor volumen de ventas en las tiendas de autoservicios en Estados Unidos, y a un ajuste de precios en México, que contrarrestaron el débil desempeño de las monedas de Brasil y de Argentina. A pesar de un tono desafiante, 2020 fue un año excepcional para Grupo Bimbo, reflejado en resultados récord y ganancias de participación de mercado, detalló Daniel Servitje, presidente del consejo y CEO del grupo. Las ventas de la institución despuntaron 12.4% anual en el período de octubre a diciembre del 2020.

Gambito de Dama

La multipremiada serie de Netflix inspiró una habitación en un hotel en Kentucky, Estados Unidos, “en busca de clientela para una industria severamente golpeada por la pandemia”. Los hoteleros estadounidenses cerraron  2020 con la enorme cifra de 1.000 millones de habitaciones vacías en un año, pero el Hotel 21 C en Lexington en Kentucky, tiene una idea para mantener por lo menos una de sus 88 habitaciones fuera de esa lista. Inspirándose en el papel destacado de su ciudad natal, en la serie de Netflix, “The Queen´s Gambit” que ha registrado más de 60 millones de espectadores, el hotel rediseñó una de sus habitaciones en honor a la maestra del ajedrez (la única mujer que venció en un tiempo al campeón mundial de ajedrez, conocido ruso) y protagonista de la serie, Beth Harmon. En el techo de la habitación pintaron un enorme tablero de ajedrez con reyes y peones suspendidos como se los imaginó Beth Garmon. Sus paredes están cubiertas con una impresión de un caballo de inspiración retro del aclamado estudio con sede en Kentucky, Ferrick Mason. Repartidas por todas partes hay copias de la revista Chess Review y muebles modernos de mediados del siglo 20, prestados por una librería local y anticuarios…

Muchos literatos lo sufrieron en sus épocas

Parece que alguien se quiso beneficiar de poseer una obra de Lope de Vega. Todo el mundo piensa que la piratería en el orbe llegó hace poco tiempo. Lo contrario, ilustres de la literatura hispana ya lo sufrieron en su época. Y es que el truco estaba a la orden del día en el siglo XVII, un momento de esplendor, plagado de los mejores escritores de nuestra historia, que se puede ver sufrieron la pillería de algunos que se querían aprovechar de sus trabajos (en el 2020, el pintor Botero se copió a sí mismo una pintura de él con medidas un poco menores, y aún así dicen que lo demandaron pero honestamente no sé qué pasó) para enriquecerse. Así lo han demostrado Ramón Valdés, Alejandro García-Reidy y Germán Vegas, de las Universidades Autónomas de Barcelona, Salamanca y Valladolid, respectivamente, que casualmente, han detectado la existencia en la Biblioteca Nacional de una edición ilegal y levemente modificada de la pieza teatral, El Castigo Sin Venganza, tragedia que Lope de Vega publicó en 1631, a cuatro años de su fallecimiento. Una edición en la que, según asegura García-Reidy, se ha comprobado que se hizo de manera ilegal y pirata a través de un impresor sevillano, en la imprenta de Gómez Pastrana. En este sentido, añade que igual que en estos momentos se hackean cintas/juegos, en aquél momento se pirateó la obra de Lope de Vega, publicada en un momento de máxima celebridad del dramaturgo, que competía con autores más jóvenes como Pedro Calderón de la Barca. Hoy, hablando de mayorías, muchos pintores/escritores se copian.

Y hasta el próximo jueves, ¡abur!

                                                                                                                                  @castillopesadoe