El plazo de Morena

Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La dirigencia nacional de Morena tiene de plazo hasta el domingo 7 para desmarcarse de la candidatura de Félix Salgado Macedonio.

De no hacerlo, el lunes 8 de marzo, la candidatura de Salgado Macedonio será la bandera que enarbolarán las miles de mujeres que planean manifestarse en contra de la violencia, en la CDMX, en Acapulco y Chilpancingo.

Morena no ha sido solidaria con las mujeres, pese a las contadas opiniones contrarias a la posición machista asumida por el propio presidente López Obrador.

Del “ya chole’’ con el tema, a la propuesta de que “sea el pueblo el que decida’’, López Obrador no ha sido empático con el movimiento feminista.

Porque eso de dejar que “el pueblo decida’’ sobre la presunta culpabilidad o inocencia de su candidato, es una de las peores declaraciones que un funcionario haya realizado en torno a un tema tan delicado.

Nada más le faltó poner a votación, a mano alzada, sí se debería investigar o no al “Toro’’ sin cerca.

Ni siquiera la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero ha querido manifestarse al respecto.

La funcionaria ha dado unas maromas que ya envidiarían los acróbatas del Circo de Pekín, para dar la impresión de solidaridad con la causa feminista pero evitando referirse a Salgado por su nombre y apellido.

“La responsabilidad de analizar los perfiles es de los partidos’’, dijo.

Pues sí, ¿pero ella como miembro del sector agraviado no tiene una opinión propia?
Morena ha comenzado una nueva encuesta telefónica que tendría que ser para evaluar el perfil del candidato, como ordenó la Comisión Nacional de Honor y Justicia, pero por los tiempos será la encuesta para elegir al candidato.

Salgado Macedonio está compitiendo, porque la misma Comisión desestimó las acusaciones en su contra y por lo tanto “conserva intactos sus derechos políticos’’.

Mario Delgado tiene la responsabilidad de satisfacer los deseos del Palacio Nacional o mostrar que su partido tiene algo de conciencia de género.

****

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, se ha enfrascado en un pleito personalísimo con el candidato del PES a la presidencia municipal de Tijuana, Julián Leyzaola, a quien incluso amenazó con cárcel.

Pero Leyzaola cuenta con el apoyo del candidato a la gubernatura por el mismo partido, Jorge Hank Rhon, quien también sabe jugar pesado.

Ayer respondió a Bonilla que de qué presume si la inversión extranjera en el estado, de acuerdo con cifras oficiales, cayó 9.2% en el 2020, por arriba del 8.5% del promedio nacional.

También cuestionó el apoyo de la Federación, que tanto presume Bonilla, pues para este año el estado dejará de recibir 1,039 millones de pesos de la Federación.

Lo bueno que López Obrador sí quiere al gobernador, que si no…

****

La orden de aprehensión en contra del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, no era de extrañar.

Lo raro es que haya sido hasta ahora, a unos meses de la elección de gobernador en el estado.
Como sea, Sandoval tiene asegurado -a menos que a él si le concedan los beneficios del criterio de oportunidad-, un lugar junto a sus excolegas:

César Duarte, Javier Duarte, Tomás Yarrington, Eugenio Hernández, Mario Villanueva -este en prisión domiciliaria- y Mario Marín.

Ya hasta parece que se formará otra Conago, cuya uniformidad no serán sus criterios políticos sino el color de su vestimenta.

****

A los senadores de Morena les urgía -quién sabe por qué- aprobar la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

El debate fue duro, ríspido con una oposición que dejó la pose por el argumento, pero no hay quien pueda con una mayoría constitucional.

LEG