España retira la última estatua del dictador Franco

La estatua de bronce del general, situada a las puertas de la ciudad, se erigió en 1978 para recordar el papel de Franco como comandante de la Legión española en la Guerra del Rif (1920-1926)

España retira la última estatua del dictador Franco
Foto: AFP El lunes, la asamblea municipal de Melilla aprobó, en consonancia con esta ley, la retirada de la estatua, a pesar del voto contrario del partido de extrema derecha Vox y la abstención del conservador Partido Popular

La última estatua pública del dictador Francisco Franco que quedaba en España fue retirada en Melilla, enclave en el norte de África, a 45 años de su fallecimiento en 1975.

“Día para la Historia”, tuiteó el martes por la noche el gobierno de la ciudad autónoma de Melilla junto a una serie de fotografías de obreros retirando la estatua con la ayuda de una retroexcavadora.

La estatua de bronce del general, situada a las puertas de la ciudad, se erigió en 1978 para recordar el papel de Franco como comandante de la Legión española en la Guerra del Rif (1920-1926), un conflicto que enfrentó España con las tribus bereberes al norte de Marruecos.

Se trataba de la última conmemoración en la vía pública al hombre que se sublevó en 1936 contra el gobierno republicano y, tras una sangrienta guerra civil, dirigió con mano de hierro el país desde 1939 hasta su muerte en noviembre de 1975.

Las autoridades de Melilla señalaron que la estatua fue llevada a un almacén municipal, sin especificar qué uso se le dará.

En 2007, el gobierno español dirigido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero tramitó una ley obligando la retirada de los símbolos de la dictadura del espacio público y el cambio de nombre de múltiples calles dedicadas a figuras del franquismo.

El lunes, la asamblea municipal de Melilla aprobó, en consonancia con esta ley, la retirada de la estatua, a pesar del voto contrario del partido de extrema derecha Vox y la abstención del conservador Partido Popular, la alternativa de gobierno en España a los socialistas.

Vox señaló que la estatua rendía tributo a Franco por defender la ciudad durante la Guerra del Rif y no como homenaje a su dictadura.

El actual presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ha convertido la reparación y rehabilitación de las víctimas del franquismo en una de sus prioridades desde su llegada al poder en 2018.

Tras un largo litigio con los descendientes del dictador, en octubre de 2019 su ejecutivo retiró los restos de Franco del monumental mausoleo en las afueras de Madrid donde estaba enterrado y los trasladó a un discreto nicho de la familia en un cementerio de la capital.

 

 

MGL