Urgen a usar centros de vacunación para aplicar hasta un millón de vacunas al día

Benjamín Gónzalez Roaro consideró que el Gobierno federal está desaprovechando la infraestructura y experiencia que por años ha tenido México en campañas de vacunación

Urgen a usar centros de vacunación para aplicar hasta un millón de vacunas al día
Foto: Cuartoscuro El también ex director del ISSSTE lamentó que se estén llevando las vacunas a puntos ajenos al centro de salud, como a escuelas y auditorios

De aprovecharse al menos la mitad de los 21 mil 300 centros de vacunación que tiene el sector salud, México podría aplicar hasta un millón de vacunas contra Covid-19 al día, refirió el actual presidente de la Academia Mexicana de Educación, Benjamín Gónzalez Roaro.

En entrevista con 24 HORAS, consideró que el Gobierno federal está desaprovechando la infraestructura y experiencia que por años ha tenido México en campañas de vacunación y que incluso le ha valido el reconocimiento internacional.

“Estamos observando una campaña de vacunación coordinada por la Secretaría de Bienestar, en donde no se está usando la infraestructura que tiene el sector salud, el cual tiene cerca de 20 mil unidades de medicina familiar y mil 300 hospitales; es decir, 21 mil 300 puntos donde se podrían estar aplicando las vacunas, sin contar las unidades móviles que en todas las campañas de vacunación se activan”.

El también ex director del ISSSTE lamentó que se estén llevando las vacunas a puntos ajenos al centro de salud, como a escuelas y auditorios. Por lo que sugirió que de aprovecharse -incluso- la mitad de la infraestructura que ya se tiene, y en ellos se aplicara un promedio de 100 vacunas, se estaría vacunando un millón de personas al día.

Refirió que la vacunación en México, siempre se ha hecho con personal de salud, sin necesidad de gente externa, “ahora lo está haciendo la Secretaría de Bienestar, donde han incluido a personas que se denominan siervos de la nación que realmente están estorbando, están burocratizado el proceso”, toda vez que solicitan información de carácter personal e incluso electoral, en lugar de aprovecharlos para hacer un seguimiento epidemiológico.

“El proceso de vacunación, sobre todo en una enfermedad emergente requiere también saber qué pasa con las personas vacunadas, entonces, si estos siervos de la nación estuviesen preguntando las características de las enfermedades que tiene cada uno de los vacunados: si son hipertensos, si tienen sobrepeso, si han padecido operaciones, si tienen problemas de tiroides, con eso se le pudiera dar seguimiento podríamos tener una información muy valiosa para futuras campañas de este virus o de otros que pudieran surgir”.

LEG