La ASF desnuda a la 4T

Alonso Tamez

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Tras concluir la revisión de la Cuenta Pública 2019, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el órgano encargado de fiscalizar el ejercicio de los recursos federales, llegó a las siguientes conclusiones:

1) En el primer año de López Obrador, las irregularidades—es decir, gastos no comprobados, desviados, o mal operados—fueron el doble que en el primer año de Peña Nieto: casi 100 mil millones de pesos en 2019, contra 50 mil 721 millones en 2013 (https://bit.ly/3sfy4d3).

2) Jóvenes Construyendo el Futuro, el programa federal que coloca a jóvenes como aprendices en empresas, no pudo explicar el destino de 126 millones de pesos. Esto llega tras el escándalo por las “becas a personas muertas” que estaba entregando el programa (https://bit.ly/3dyJHYh).

3) Con respecto a las pensiones para adultos mayores—ese sector tan importante electoralmente para MORENA—los montos irregulares sumaron 993 millones de pesos (https://bit.ly/2NuuexZ).

4) Sobre la Guardia Nacional, la ASF concluyó que hay diversas omisiones en el traspaso de 15 mil millones de pesos y 202 mil bienes que pertenecían a la Policía Federal y que fueron dados a la Guardia (https://bit.ly/3sj0ItB).

5) No podían faltar las tres “grandes obras”: Dos Bocas, el Tren Maya y Santa Lucía. La ASF encontró que en Dos Bocas se ignoró el—obvio—riesgo de inundación del área y nadie sabe dónde están 75 millones de pesos. En el caso del Tren, además de la destrucción ambiental, las irregularidades suman 135 millones de pesos. Y en Santa Lucía, el gran orgullo de López Obrador, faltan por comprobar otros 236 millones (https://bit.ly/2NuuexZ).

6) La observación más escandalosa, a mi parecer: el cancelar el NAICM costará a los mexicanos al menos 332 mil millones de pesos—un tercio de billón de pesos—, y el triple de lo prometido por López Obrador. Un desfalco que raya en lo criminal, por dónde se le vea (https://bit.ly/3k8yAqi).

Mi conclusión es breve: López Obrador tiene muchos millones por aclarar. Y los ciudadanos, que estamos llamados a las urnas el próximo 6 de junio, debemos prestar mucha atención a la reacción presidencial frente a la revisión de la Cuenta Pública 2019. Algo me dice que la ASF será el nuevo costal de boxeo del presidente.

@AlonsoTamez

LEG