“Aún se salen las lágrimas”: trabajadora social ante la muerte de médicos por Covid-19

“Nos la pasamos llorando, todavía recorro los pasillos, veo las oficinas de los médicos, los consultorios que usaron por tantos años y aun salen las lágrimas”

“Aún se salen las lágrimas”: trabajadora social ante la muerte de médicos por Covid-19
Foto: Facebook/@IMSS Personal que labora en el hospital de La Quebrada, en el Estado de México, recordó a médicos que fallecieron de Covid-19

“Nos la pasamos llorando, todavía recorro los pasillos, veo las oficinas de los médicos, los consultorios que usaron por tantos años y aun salen las lágrimas; te tapas, te agachas, te limpias y sigues, pero es algo muy fuerte”.

Así lo relató una de las trabajadoras sociales del Hospital General de Zona No. 57 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ante la muerte por Covid-19, de al menos una decena de médicos.

En el hospital de La Quebrada, como se le conoce al HGZ 57 ubicado en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, han fallecido 14 personas en el último año, al menos 10 por Covid-19, a pesar de ser un hospital híbrido.

En una entrevista con 24 HORAS, médicos, asistentes médicas y trabajadoras sociales contaron la tristeza y preocupación que les deja despedir a su “familia”, con los que convivieron y compartieron risas y preocupaciones más allá de los asuntos del trabajo, por lo cual organizaron una misa en memoria de las víctimas del Covid-19.

Desde el inicio de la pandemia, el personal de esa unidad denunció la incertidumbre y la falta de equipo de protección personal para atender a los pacientes, pues al no ser declarado como hospital Covid, los insumos llegaron tarde.

Sin embargo, atendieron a pacientes con SARS-CoV-2, desde las primeras semanas en que el virus llegó y a lo largo de la pandemia han adquirido con su propio recurso, equipamiento que los proteja.

Además, tal como lo documentó este diario en julio de 2020, los trabajadores hicieron público que el servicio de recolección de residuos hospitalarios no pasaba, para que las autoridades dieran la orden y se limpiara el cuarto de aseo que estaba abarrotado de bolsas que también invadían parte del patio donde se estacionan las ambulancias, generando un foco de infección.

Ahora, los médicos han reportado la falta de medidas de prevención y espacios para identificar los cuerpos de pacientes que fallecen por Covid-19, pues los familiares abren las bolsas sin medidas de prevención, a escasos metros del área de checadores de todos los empleados del hospital.

De acuerdo con empleados del hospital, la morgue que tienen es muy pequeña, por lo que los familiares siempre han identificado los cuerpos en los pasillos; sin embargo, ante lo infeccioso que resulta el coronavirus consideran que debe haber un mayor cuidado en el manejo de cadáveres.

 

AR