Vacunas y diplomacia

Eduardo del Río

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

México aprovechará su pertenencia al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en calidad de miembro no permanente, para levantar la voz, en nombre de los países que no integran la fila de potencias globales, a fin de exigir un trato más equitativo en la entrega de vacunas anti Covid-19.

Los esfuerzos que muchas naciones han desplegado para la adquisición del antígeno, incluso con pago por adelantado, no se ha traducido forzosamente en una entrega rápida y equilibrada. Existe, como ha reconocido el propio Gobierno mexicano, un acaparamiento por parte de los países más desarrollados, lo cual ha frenado la llegada de este antivirus a regiones como América Latina y África.

La posición mexicana en Naciones Unidas habrá de reconocer que el mundo asiste a una confrontación geopolítica motivada por la producción y distribución de la tan ansiada vacuna. Hasta la semana pasada, apenas el 1 por ciento de la población mundial había recibido la dosis, con diferencias abismales entre naciones.

Israel y Emiratos Árabes son naciones cuyas poblaciones han sido vacunadas en un casi 75%, mientras que existen zonas en África en las que la sustancia no ha llegado. México acaba de salir de un mes de casi sequía de este producto, derivada de decisiones ajenas a su voluntad.

México tendrá la oportunidad de denunciar cómo los intereses particulares se han impuesto al multilateralismo por el cual se había pugnado en el marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la distribución del anti Covid-19.

En pocos meses, lo que fue un principio de buena voluntad, se transformó en una disputa entre, por un lado, naciones occidentales y, por el otro, una especie de bloque ruso-chino que ha logrado extender sus alcances a varias regiones del mundo.

En medio de esta disputa, nos encontramos las naciones en desarrollo o potencias medias, que han cumplido con todos los protocolos para la adquisición de la vacuna y han transitado por los canales establecidos para negociar su compra de acuerdo a lo estipulado por la OMS y que, sin embargo, han visto retrasados sus procesos de entrega.

De acuerdo con cifras dadas a conocer por el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en cuya figura ha recaído la responsabilidad de diseñar la estrategia gubernamental para la llegada de vacunas, México tiene acordada la compra de 234 millones de dosis, suficientes para poder atender a toda la población.

Muy oportuna será la participación de México en el máximo órgano de Naciones Unidas para denunciar los abusos cometidos por las naciones poderosas, que han hecho uso de sus respectivos pesos específicos para acaparar este anhelado producto, necesario para frenar una de las mayores pandemias que haya registrado la humanidad.

Segundo tercio. Triste noticia la muerte ayer de Fernando Mora Ortiz, perteneciente a una dinastía de periodistas, compañero reportero, amigo y cómplice. Lo recordaremos por su risa franca, sus travesuras en la redacción y su gran concepto de la amistad. Descanse en paz.

Tercer tercio. Hoy miércoles de ceniza representa un alto riesgo sanitario. La Arquidiócesis de México estableció una serie de protocolos para la realización de las ceremonias con motivo del inicio de la cuaresma.

                                                                                                                                            @EdelRio70

Más del autor