Los míticos automóviles de lujo Jaguar serán producidos únicamente en versión eléctrica a partir de 2025, anunció este lunes el fabricante de británico «Jaguar Land Rover«, que desarrolla una estrategia para alcanzar la neutralidad de carbono en 2039.

El grupo, perteneciente al indio Tata Motors, señala en un comunicado que aspira a «reinventarse» bajo la batuta de su nuevo director general, el francés Thierry Bolloré, ex CEO de Renault.

Jaguar Land Rover se compromete a invertir 2 mil 500 millones de libras (casi 3.400 millones de dólares) por año, sobre todo en el sector eléctrico.

«A mediados de esta década, Jaguar habrá concluido una transformación para erigirse en una marca de lujo por completo eléctrica», destaca Jaguar Land Rover.

No obstante, deja planear dudas sobre el futuro de sus célebres Jaguar XJ. El grupo se reserva su derecho a mantener el nombre en este modelo, pero aclara que por ahora no está prevista una versión eléctrica.

Pero si Jaguar se reconvertirá al eléctrico, Land Rover no lo hará, aunque sí lanzará seis modelos con esta fuente energética durante el próximo quinquenio, el primero de ellos en 2024.

Además, trabajará en el desarrollo del sector del hidrógeno para responder a la futura demanda y tiene la intención de colaborar con el grupo Tata en cuanto a energía limpia.

El objetivo de Jaguar Land Rover es transformarse en un grupo neutral en carbono en su cadena de abastecimiento, productos y operaciones para 2039.

En el ámbito financiero, su objetivo es recuperar un margen operacional de dos dígitos y una tesorería positiva neta para 2025.

Sin embargo, el grupo advierte que su reconversión implicará una reducción significativa de sus actividades no productivas en el Reino Unido.

«Hay una adaptación constante de nuestros colaboradores (…) Nos estamos adaptando a gran velocidad» al cambio digital y eléctrico, se limitó a decir.

 

LEG