Aun en clases virtuales, la formación escolar infantil puede ser eficiente

Los preescolares de primer año del Laboratorio Pedagógico Lauro Aguirre han reflejado avances cognitivos, motrices, de lenguaje y social-afectivos gracias a ingeniosas estrategias de aprendizaje pese a la educación a distancia

Aun en clases virtuales, la formación escolar infantil puede ser eficiente
Especial La pandemia obligó a docentes y practicantes a buscar nuevas formas de impartir las clases, interactuar con los niños y conocer sus contextos

Shainee Amairany Juárez Rodríguez, estudiante de último semestre de Educación Especial en la Escuela Normal de Especialización, realiza actualmente una tesis basada en los alumnos de preescolar del Laboratorio Pedagógico Lauro Aguirre, la cual concluye que el desarrollo integral de los niños a través de la enseñanza virtual no sólo depende de las herramientas tecnológicas disponibles, sino del compromiso y creatividad de los docentes.

Uno de los principales problemas que Shainee ha identificado durante su estadía como maestra y practicante en el laboratorio, es la falta de conocimiento tecnológico por parte de profesores con una edad más avanzada: “se les dificulta un poco cómo impartir la clase, buscar material, qué aplicaciones son más fáciles de utilizar.”

Por ello, la joven recomienda recurrir a programas básicos y existentes desde hace tiempo, debido a que si se explota todo su potencial, se pueden obtener recursos visuales, divertidos y aptos para las necesidades de los niños: “nos pueden servir muchísimo los programas que ya comúnmente conocíamos, como lo son los de oficina que son: Word, Power Point y Excel.”

Asimismo, Shainee ha puesto en práctica aquellas tácticas junto a sus compañeras de trabajo, lo que ha concluido en excelentes efectos: “hemos tenido muy buenos avances porque su lenguaje se ha favorecido, se ha ampliado su vocabulario, han empezado a conocer los números, sus trazos son más firmes y más definidos.”

No obstante, la practicante considera que una actitud positiva y enérgica es esencial para el éxito de esta nueva modalidad: “los buenos resultados tienen mucho que ver con tu forma de impartir la clase, porque a pesar de que tengas muy buenas estrategias, si tú no contagias a los alumnos de esa emoción para venir a clase, de formar un ámbito enriquecedor para los niños, no va a funcionar.”

Finalmente, Shainee  invita a reflexionar sobre la eficacia de la educación virtual, debido a que considera esta forma de llevar la enseñanza como un modo viable para los más pequeños si desde sus primeros años se les familiariza con la tecnología.

 

PL