El sindicalismo abusivo de Napito pierde terreno

Carlos Pavón

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Pese a quien le pese, rebasamos la primera década y nuestro Sindicato Minero El Frente cumplió 11 años. Es un hecho que nos llena de alegría y nos permite recordar y hacer conciencia que antes el sector minero estaba al servicio y sometimiento de un hombre, de Napoleón Gómez Urrutia, un timador que ha hecho del sector minero un negocio familiar.

Los mineros eran sujetos de abusos: Napillo controlaba prácticamente la totalidad de los contratos colectivos de trabajo, era dueño de las cuotas sindicales, sin olvidar que les robó 55 millones de dólares, los cuales en un acto cínico y desvergonzado continúa sin devolver.

Con nuestros logros nos hemos convertido en una gran molestia para Napito, hemos delimitado sus fechorías al cortarle el campo de acción y ganar cada día más secciones en los recuentos. No olvidamos tampoco que ese mismo personaje, canadiense por cierto, acostumbra a jugar con el empleo y necesidad de los mexicanos a base de mentiras para operaciones en las minas, posteriormente culpa a las empresas y pide millones de dólares a cambio de reactivarlas.

La estrategia ya no le funciona, los mineros de Tayahua en Zacatecas por unas horas pararon labores, pero al ver el engaño regresaron a sus trabajos. Y es que a Napillo no le interesa si las familias tienen para comer; él hace uso ilimitado de los recursos de la organización, come en los mejores restaurantes del mundo, vive entre la opulencia y el lujo. Sin duda de la mano de este personaje se han escrito las páginas más abusivas del sindicalismo mexicano.

Estos 11 años de lucha, libertad y democracia han permitido que las compañeras y compañeros encuentren en El Frente una organización fraternal y solidaria. Somos el sindicato con mayor participación de mujeres, y es que creemos en la igualdad y equidad, y en la importancia de los derechos humanos.

Felicidades compañeras y compañeros, El Frente seguirá procurando la creación de puestos de trabajo con la cooperación entre trabajadores y empresas, pugnaremos por mejores salarios y prestaciones. Reiteramos que las condiciones de seguridad nunca serán negociables.

Además de continuar con la lucha obrera también me ocupan otros temas: el mal manejo de la pandemia nos obliga a exigir que a la brevedad los mexicanos seamos vacunados. Se habla del exitoso arribo de la vacuna contra el Covid-19, de una vacunación generalizada, pero no señores, de eso no hay nada.

Es necesario dimensionar: somos 130 millones de mexicanos y nuestro Gobierno hace fiesta por la llegada de la vacuna a cuentagotas, se despliegan aviones y helicópteros para hacer envíos de no más de 500 mil dosis en el mejor de los casos.

Se anuncia en conferencia de prensa que en un día vacunaron a 555 personas, no, no es broma, desgraciadamente lo quieren hacer ver como un logro. Desde el inicio de la vacunación a la fecha se han inoculado en nuestro país a 726 mil 313 personas, mientras que en Estados Unidos ya suman más de 48 millones y en China 40 millones.

Exigimos al Instituto Mexicano del Seguro Social que consiga, compre y aplique a los trabajadores de México la vacuna, nuestra lucha llegará también a los tribunales, interpondremos amparos para que el IMSS cumpla, ya que se trata de un derecho y no una concesión. Necesitamos una vacunación masiva real, no maquillada de buenas intenciones. ¡Necesitamos la vacuna ya!

 

                                                                                                                                      @CarlosPavonC