niña de 12 años
Al principio agentes de la policía detuvieron al hombre, aunque fue liberado por una supuesta falta de evidencia de que la niña no hubiera dado su consentimiento para el matrimonio

Familiares de una niña de 12 años en Pakistán denunciaron a autoridades de su país por no actuar ante el secuestro de su hija, misma que estuvo encadenada por su secuestrador para luego obligarla a casarse con él.

La menor estuvo en esta situación por más de seis meses y el caso está siendo examinado por el gobierno, en una investigación sobre las conversiones forzadas de mujeres y niñas de minorías religiosas.

La policía liberó al hombre bajo el argumento de que creían que la niña se había casado con él por decisión propia, según The Guardian.

La víctima fue extraída de su casa en Faisalabad, durante el mes de junio del 2020 y habría estado en la casa de Khizer Hayat, un hombre de 29 años de edad. En casa de Hayat fue obligada a trabajar limpiando excremento de animales.

Al principio, agentes de la policía detuvieron al hombre, aunque fue liberado por una supuesta falta de evidencia de que la niña no hubiera dado su consentimiento para el matrimonio, además alegaron un presunto informe médico que afirmaba que la menor tenía 16 años.

“El caso ha sido examinado por el comité parlamentario de derechos humanos en el Senado de Pakistán y la policía está asistiendo a las audiencias del comité. Confesó ante el magistrado… que se casó con Khizer Hayat por su propia voluntad y que quiere vivir con él ”, dijo Musaddiq Riaz, detective de la policía de Faisalabad.

El papá de la niña explicó al medio británico que la policía había descubierto a su hija en una casa en Hafizabad, a unos 110 kilómetros de su casa.

“Violaron repetidamente a mi hija. Ella estaba en trauma luego de ser sometida a tortura física y mental. La habían convertido a la fuerza al Islam. La mantuvieron como esclava y la obligaron a trabajar con una cadena atada a los tobillos. La policía no estaba registrando mi denuncia y me amenazó (por) ser una minoría cristiana y utilizó comentarios discriminatorios ”, comentó.

El padre dijo que no podía creer que su hija hubiese testificado a favor de sus secuestradores cuando estuvieron en la comisaría.

Gracias por leernos 

EMPLEADO INTENTA ASESINAR A SU JEFE AL DERRAMAR SALIVA CON COVID EN SU BEBIDA