Se enfoca IMSS en Covid y desampara a otros enfermos

Carlos Pavón

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Hace unos días parte de Zacatecas quedó paralizada, una caravana de 500 autos y 18 autobuses tomó carreteras, avenidas y calles hasta llegar al IMSS de la capital de esa entidad. Éramos los mineros del Sindicato El Frente representando a la población y derechohabientes hartos, fastidiados, inconformes de la indiferencia mostrada por el IMSS por más de un año. 

Esa mañana los miembros del Sindicato Frente, el cual me honro en encabezar, decidimos tomar acciones ante las constantes negativas del Instituto que dirige Zoé Robledo de brindarnos atención médica. Y es que la pandemia se volvió el pretexto perfecto del IMSS para excusar todo tipo de deficiencias y olvidar a sus derechohabientes.

El Covid-19 ha traído mucha muerte, nos ha arrebatado seres queridos y cada baja la contamos con gran con dolor. A los ojos de todos ha sido una pandemia mal manejada que no se le ve salida. 

Sin embargo, pareciera que para el IMSS al llegar la pandemia desaparecieron por consecuencia todos los demás padecimientos. A las autoridades de este Instituto se les olvida que la gente también muere por otras causas, que hasta antes de el coronavirus, 20% de la población fallecía de problemas del corazón; 15%, de diabetes; 12%, por tumores malignos; 5%, de problemas de hígado, y 5% más en accidentes. 

Ahora, sin importar esas estadísticas, el IMSS dejó de dar consultas de especialidad, dejó de programar cualquier tipo de cirugía, se dedicó prácticamente a recetar paracetamol y a apostarle a que la gente se curará con particulares o a que se les pasará el dolor. 

Esa indiferencia nos llevó a más de tres mil trabajadores a exigir al IMSS, encabezado por Zoé Robledo, que abra los ojos y que deje de abandonar a los mexicanos que tienen padecimientos no relacionados con el Covid. 

Pedimos que restablezca todas las consultas, que adecúe espacios para atender al resto de las enfermedades, que abra quirófanos y salas de operación y que dé los medicamentos que necesitamos. 

A la par, exigimos que el IMSS compre la vacuna contra el Covid y la ponga a los trabajadores, ya que nosotros pagamos por un servicio integral de salud y no por segmentos. El IMSS es el encargado de velar por nuestra salud y por lo tanto debe cumplir. 

No nos explicamos por qué los hospitales privados no quitaron las consultas de especialidades, porque programan todo tipo de cirugías y por qué el IMSS, siendo la Institución de salud más grande del país decidió bajar cortina, atender sólo Covid y negar el derecho a la salud a millones de trabajadores que, por cierto, no han dejado de darle su aportación económica.

Lo que nunca dejó de hacer el IMSS fue cobrar las cuotas obrero-patronales, hizo planes y campañas para librar a los patrones de una auditoría o revisión por caer en el no pago. Durante el 2020, este Instituto recibió de cuotas 386 mil 719 millones de pesos, 19 mil millones más que lo registrado en 2019. Pero, a pesar de lograr una recaudación superior, no logró librarse en 2020 de los señalamientos por falta de medicamentos en las farmacias de toda su red y no pudo evitar marchas por carecer de equipo de protección personal para doctores y enfermeras. 

Hoy tenemos muchas preguntas que hacerle a las autoridades, pero lo que realmente urge son respuestas, son acciones inmediatas.

Los del sindicato El Frente dimos muestra de unidad manifestándonos como hace mucho tiempo no se hacía, y me atrevo a decir que en Zacatecas no hay registrada una protesta tan grande a una sola Institución.

Hoy en apego a la razón y con el sentido humano a nuestro favor exijo como líder sindical y en mi papel de legislador una respuesta inmediata de Zoé Robledo.

 

                                                                                                                                    @CarlosPavonC