Los restos de algunos perritos fueron encontrados colgados de los árboles recientemente en el oriente de Bogotá sin la presencia humana y entre la basura.

Este hallazgo se registró detrás del Seminario Mayor en la localidad de Usaquén, por lo que las autoridades se dieron a la tarea de investigar esta escena de terror.

A través de redes sociales este caso fue denunciado  por Rosa Juliana Herrera quien acusa a «Acacio», una persona en situación de calle que anda con un grupo de perros.


Cabe destacar que desde el 2014 este hombre fue denunciado por la ciudadanía por un caso similar.

“Llevamos más de 10 años denunciando a este señor por maltrato animal. Él baja a pedir comida, aparentando el buen trato con los animales, baja los más sanos y en el ‘cambuche’ siempre encontramos animales maltratados o muertos”, aseguró la defensora de animales Fabiola Blanco.

Luego de las nuevas denuncias, el Instituto Distrital de Protección Animal afirmó que el pasado 28 de enero se realizó una inspección por l zona en coordinación con la Policía.

«Esta situación implica que se debe tener una evaluación del habitante de calle de manera integral, incluyendo el estado de los animales con los que se encuentra. Es por ello que, el IDPYBA acompaña también en razón a los reportes ciudadanos de 7 cuerpos sin vida de caninos en estado de descomposición, ante esto se pretendía descartar cualquier situación de maltrato animal», señalaron.

Además, aseguraron que «este escenario no responde a rituales de ningún tipo, ni aparente tortura» por lo que continuaran con las investigaciones.

Con información de El Tiempo

 

DAMG