Lucha anticorrupción: Casi 26 meses de impunidad

José Ureña
José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Políticamente es un fracaso.

Jurídicamente es inexplicable.

Pero hasta ahora, con casi 26 meses del nuevo Gobierno, la lucha contra la corrupción ha topado con muro.

Ningún expediente está terminado.

Es decir, el neoliberalismo sigue impune.

Ni la llamada Estafa maestra ni las supuestas extorsiones de la brasileña Odebrecht han encontrado justicia.

Por la primera, Rosario Robles sigue encarcelada en un proceso marcado por la venganza política y no por la aplicación del derecho.

Y en el segundo caso, el repatriado Emilio Lozoya goza de cabal libertad, con fiestas familiares en casa pero sin castigo alguno.

Lejos de ello, el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex) simplemente se dedica a involucrar a sus adversarios en el gabinete de Enrique Peña Nieto.

Increíblemente es un personaje de crédito pleno para el régimen, como bien recriminó a Andrés Manuel López Obrador el gobernador tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca.

Un beneficio de gracia sobre la justicia también peleado por Emilio Zebadúa, operador de los dineros de la llamada estafa maestra.

MOMENTO DE LA VERDAD

¿A qué esta información?

Por dos razones:

Los temas entran en su fase definitiva porque la Fiscalía General de la República (FGR) de Alejandro Gertz Manero quiere darle celeridad.

Quizá no tanta como a los señalamientos estadounidenses al general Salvador Cienfuegos, pero sí para encaminar la averiguación.

El primer paso son los citatorios a los panistas Jorge Luis Lavalle y Francisco García Cabeza de Vaca, quienes como senadores supuestamente recibieron millones por apoyar desde su escaño la reforma energética.

Lavalle abrirá el desfile de indiciados en unos días, pero ya se dispone a negar las acusaciones y reservar su derecho a contestar después por escrito.

Lo mismo harán otros objetivos como el gobernador queretano Francisco Domínguez, lo cual dejará la carga de la prueba a Lozoya, cada vez con menos crédito y menos elementos.

Un intríngulis para el fiscal Alejandro Gertz Manero y el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto.

LAS RAZONES DE ANAYA

1.- En Acción Nacional (PAN) se encuentran sorprendidos.

Los cuadros de prosapia no esperaban la reaparición mediática de Ricardo Anaya para rechazar una diputación federal y emular al mandatario actual.

No lo creen tan sincero.

Si de verdad quisiera dar la pelea al régimen actual, opinan, nada como la antes llamada máxima tribuna de la patria para argumentar, debatir y pelear contra la dañina concentración de poder.

Pero se va a recorrer el país, dicen sus críticos internos, para acusar persecución política cuando se revivan los señalamientos en su contra de Emilio Lozoya.

Él fue en tiempos de la reforma energética, recordemos, líder de la bancada panista y presidente de la Cámara de Diputados.

Y 2.- Mujer por Mujer.

Así será la suerte de Mexicali, a cuya presidencia municipal aspira Karen Postlethwaite, secretaria de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Territorial con Jaime Bonilla.

Está registrada como precandidata por el partido gubernamental y servirá de apoyo a la candidata a gobernadora Marina del Pilar Ávila.

LEG