Katalin Karikó
En 2012 junto a Drew Weissman, desarrollaron un método para emplear el ARNm de forma sintético, esto hizo que se pudiera cambiar la forma en que el cuerpo produce células para combatir un virus

Katalin Karikó, es la mujer que hizo posible la creación de una respuesta científica eficaz contra el Coronavirus, y a pesar de haber sido rechazada por sus ideas, pudo conducirlas hasta que se materializaron en la vacuna de Pfizer.

Karikó inició su carrera como científica en su país natal, Hungría, durante la década de 1970 cuando este país pertenecía al Bloque del Este.

En aquellos años el ARN era un campo de estudio prácticamente nuevo, el ácido ribonucleico es un ácido nucleico formado por una cadena de ribonucleicos y está presente tanto en células procariotas como en las eucariotas. Además, es el único material genético de ciertos virus conocidos como virus ARN.

Su estudio se basa en el ARNm (ácido ribonucleico que transfiere el código genético procedente del ADN del núcleo celular a un ribosoma en el citoplasma). Esto quiere decir que esto determina el orden en que se unirán los aminoácidos de una proteína y actúa como plantilla o patrón para la síntesis de dicha proteína.

Katalin pensó en las posibilidades terapéuticas del ácido ribonucleico, y dedicó todo su esfuerzo a la investigación de esta molécula con el fin de combatir enfermedades.

En 1985 ella y su familia emigraron de Hungría a Filadelfia, luego de que la Universidad Temple les hiciera una invitación bajo la promesa de becas y recursos para continuar con su trabajo.

“Nos acabábamos de mudar a nuestro nuevo apartamento, nuestra hija tenía dos años, todo estaba tan bien, estábamos felices”, expresó la científica a un medio húngaro.

Tras haber estado en Temple, la doctora se fue a la Universidad de Pensilvania (UPenn), aunque en la Facultad de Medicina de esta institución sufrió del rechazo inicial por parte de sus colegas. Esto fue porque el estudio e investigación sobre el ARNm era considerado como radical y arriesgado.

Perdió sus privilegios en la institución educativa de Pensilvania y fue degradada de su puesto, al mismo tiempo que se enteró que tenía cáncer.

“Por lo general, en ese momento, la gente se despide y se va porque es tan horrible, pensé en ir a otro lugar o en hacer otra cosa. También pensé que tal vez no soy lo suficientemente buena, ni lo suficientemente inteligente”, expresó a otro medio, de acuerdo con Televisa.

A pesar de los obstáculos, ella continuó enseñando como profesora en UPenn por 25 años, y en 2012 junto a Drew Weissman, desarrollaron un método para emplear el ARNm de forma sintético, esto hizo que se pudiera cambiar la forma en que el cuerpo produce células para combatir un virus.

Este hallazgo, fue la base para las vacunas contra el Covid-19 que fabrican Pfizer y Moderna. En la actualidad, Katalin es vicepresidenta del laboratorio alemán BioNTech, el cual colaboró con Pfizer en su vacuna.

¿DUELE LA VACUNA CONTRA COVID-19 DE PFIZER? AQUÍ LOS DETALLES