IMSS va por 17 Centros de Referencia para atención de niños con cáncer 

De acuerdo con el Instituto, ya se tienen cuatro de estos Centros en Los Cabos, Baja California Sur; Tapachula, Chiapas; Tepic, Nayarit; y Coatzacoalcos, Veracruz

IMSS va por 17 Centros de Referencia para atención de niños con cáncer 
Foto: Especial El Instituto atiende a tres mil 300 pacientes infantiles con leucemias, linfomas, carcinomas, tumores cerebrales y de hueso

Para acercar la medicina de alta especialidad a los estados de la República con mayor incidencia de cáncer infantil, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) busca implementar 17 Centros de Referencia Estatal para la Atención del Niño y de la Niña con Cáncer (ONCOCREAN).

De acuerdo con el Instituto, ya se tienen cuatro de estos Centros en Los Cabos, Baja California Sur; Tapachula, Chiapas; Tepic, Nayarit; y Coatzacoalcos, Veracruz.

En estos centros, se hace diagnóstico temprano, manejo adecuado en tipos de cáncer menos complejos, atención a complicaciones de tumores y referencia oportuna a centros especializados.

Al respecto, el director general del IMSS, Zoé Robledo, explicó que la operación de los ONCOCREAN está respaldada por la calidad terapéutica del Centro Médico Nacional Siglo XXI, y para la atención de los casos más complejos, como tumores cerebrales y de hueso, dijo que el Instituto cuenta con siete Centros de Referencia Especializada, ubicados en la Ciudad de México; Torreón, Coahuila; Guadalajara, Jalisco; León, Guanajuato; Monterrey, Nuevo León; Puebla, Puebla; y Mérida, Yucatán.

Actualmente el Instituto atiende a tres mil 300 pacientes infantiles con leucemias, linfomas, carcinomas, tumores cerebrales y de hueso, a los que se da tratamiento oncológico, además de otros tres mil menores a los que da seguimiento.

El titular del Seguro Social destacó que las acciones del IMSS están encaminadas a mejorar la sobrevida global, que “es un indicador que determina si un paciente con cáncer tuvo diagnóstico oportuno y tratamiento en tiempo y forma. Si una niña o un niño tienen acceso a estos dos componentes, el 70 por ciento podría sobrevivir más de cinco años después del diagnóstico inicial con una buena calidad de vida”.

 

DAMG