PIE DE FOTO Intervención. Vecindades y unidades habitacionales de las colonias Guerrero, Santa María la Redonda y Centro son el principal polígono de acción.

A través del programa Barrio Adentro, el Gobierno de la Ciudad de México ha reforzado los programas sociales para atender a los sectores más vulnerables en el Centro Histórico, luego de los casos de homicidios de menores en la zona, como fue el de dos niños mazahuas, que el pasado 1 de noviembre fueron hallados en bolsas de plástico en el primer cuadro de la ciudad.

Mientras que el 11 de este mismo mes en la calle de Magnolia, en la colonia Guerrero, las autoridades encontraron una maleta con el cuerpo de un joven de 14 años, que había sido secuestrado.

En una entrevista con 24 HORAS, Dunia Ludlow, coordinadora general de la Autoridad del Centro Histórico (ACH), aseguró que las comunidades indígenas fueron relegadas por administraciones anteriores, sin darles mejores oportunidades de vida.

“Esa es una situación muy compleja que las ponen en una vulnerabilidad mayor y por eso la presión de los ingresos es mucho más complicada… No estamos levantando un censo específicamente de comunidades indígenas”.

Comentó que uno de los objetivos del programa Barrio Adentro, que inició el viernes pasado, es para fortalecer a las familias de los polígonos más vulnerables y donde hay concentración de delitos de alto impacto, para que a través del fortalecimiento de las familias puedan proteger a niños y adolescentes.

Explicó que las autoridades van casa por casa y levantan una cédula, y uno de los puntos a tomar en cuenta es si provienen de una comunidad indígena.

Abundó que este programa, además de llevar consigo un diagnóstico de lo que ocurre en cada uno de los hogares, va acompañado del Injuve con Jóvenes Construyendo al Barrio, que otorga becas que apoyan a construir el tejido social.

Esto a través de murales y actividades que se realizan con la propia comunidad, para lo cual los jóvenes reciben un monto de tres mil pesos; también hay una serie de apoyos del DIF para los hogares que lo requieren y así contribuir a mejorar la economía de las familias.

Cuestionada sobre cuántos menores serán incorporados a estos programas sociales, la coordinadora, comentó que en los dos polígonos donde intervendrá el programa hay una población aproximada de cinco mil 500 niños, pero no todos están en una situación de vulnerabilidad.

Indicó que han detectado las unidades habitacionales donde se han presentado algunos tipos de conflictos, y añadió que de ese universo son alrededor de 200 a 300 personas en las colonias Guerrero, y Santa María La Redonda, y posiblemente el mismo número del lado del Centro.

“Son unidades que tienen condición de vulnerabilidad o de pronto tienen situaciones complejas y por eso estamos interviniendo”, destacó.

FRASE
“Que no sea tan fácil de pronto que niños y adolescentes, por una necesidad de carácter económico sean cooptados o enganchados por grupos delincuenciales, que le hacen daño a la infancia y juventud”
Dunia Ludlow
Titular del Centro Histórico

LEG