Si Trump conserva fuerza, puede volver: María Fernanda Vidal Correa (+video+infografía)

La población de Estados Unidos vive bajo una división evidente, tanto así que la campaña del virtual próximo Presidente, Joe Biden, se centró en la unión, en sanar heridas

Foto: Reuters
Las autoridades del estado de Georgia anunciaron ayer una auditoría que requerirá un recuento manual de todos los votos emitidos en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

La población de Estados Unidos vive bajo una división evidente, tanto así que la campaña del virtual próximo Presidente, Joe Biden, se centró en la unión, en sanar heridas. Sobre este fenómeno y la fuerza que demostró tener el aún mandatario, Donald Trump, platicó con 24 HORAS la investigadora María Fernanda Vidal Correa.

¿Trump dividió al país?
-La sociedad estadounidense ya estaba fracturada desde antes. Tener un Presidente como Donald Trump abrió las puertas para que aquéllas voces que no son políticamente correctas se comenzaran a expresar, incluyendo la supremacía blanca, voces que claman una superioridad en razón de la raza.

Si vemos la primera elección, en la que ganó Barack Obama, hubo una diferencia más amplia de votos, unos 10 millones de votos, pero ya observábamos una polarización sistemática, que se refleja en parte por su sistema bipartidista. El propio sistema obliga a que exista esa división.

¿No se trata de un movimiento que haya propiciado Donald Trump como figura?
-El llamado ‘trumpismo’ lo que hizo fue legitimar las voces que anteriormente se ocultaban y que convivían de manera natural en el partido republicano, con ideologías moderadas y otras no solo incorrectas, sino discriminatorias. Eso ya existía bajo la “gran carpa” del Partido Republicano.

Con Trump, esas ideas se posicionan como parte de las opciones políticas que se presentaron.

¿Las demandas electorales que vemos hoy son inéditas en la tradición electoral estadounidense?
Es inédito en el sentido de que estamos viendo a un presidente electo que no gana con ninguno de los tres estados emblemáticos que usualmente inclinan la balanza. No ganó Texas, Florida ni Ohio, y se convierte en una elección sui géneris.

También el el sentido de que hay estados que tradicionalmente habían sido demócratas, que en la elección de hace cuatro años se vuelven republicanos, y ahora parecería que se dan cuanta hacia dónde votaron y retornan a republicanos, como Michigan y todo el muro azul.

El voto latino…
-Otro de los elementos importantes es el llamado voto latino y los 33 millones de votantes elegibles de origen latino. El el caso explícito de Florida y de Texas, ellos tuvieron gran parte de la responsabilidad de porqué ganó Trump en esos estados. El voto es sorprendente cuando se analiza en términos de mujeres y de población afroamericana, que se inclinan por Joe Biden.

¿La crisis del coronavirus, el papel de Kamala Harris, la política beligerante de Trump, fueron decisivos para su derrota?
-Yo veo más bien que, a pesar de una pandemia que en Estados Unidos ha cobrado más de 230 mil vidas, una economía que está completamente estancada, de los ataques a las normas e instituciones, a pesar del claro manejo beligerante del Presidente en el tema Black Lives Matter y de su apoyo al supremacismo blanco, Donald Trump obtuvo más de 71 mil votos, el segundo más alto en la historia después de Joe Biden. Y a los demócratas les costó trabajo, fue una cuestión de contar voto por voto.

Debemos preguntarnos qué sucedió que a pesar de todo eso, Donald Trump se mantiene vigente, y aunque pierda la elección hoy, será una fuerza dominante dentro del Partido Republicano, y nadie puede evitar que, si sigue siendo una fuerza de esa naturaleza, puede volver a intentar ser Presidente de nuevo.

Fernanda Vidal Correa

Doctora en Ciencia Política y maestra en Metodologías de Investigación Científica en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por la University of Sheffield, Reino Unido.

Licenciada en Ciencia Política por el Tecnológico de Monterrey

Académica en la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana

 

Georgia optó por recontar boletas

Las autoridades del estado de Georgia anunciaron ayer una auditoría que requerirá un recuento manual de todos los votos emitidos en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. La ley estatal brinda esta posibilidad si el margen entre ambos candidatos es inferior al 0.5% del total. Así, los 16 votos electorales que otorga ese estado aún están en disputa, aunque Joe Biden ya superó con creces los 270 votos del Colegio Electoral que necesitaba.

Infografía: Xavier Rodríguez

LEG

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS