Dodgers se corona en la Serie Mundial de mano de los mexicanos Víctor González y Julio Urías

Pasaron 32 años para que los Dodgers volvieran a levantar el Trofeo del Comisionado, y llegaron a su séptimo título como franquicia. La novena de California tuvo a Víctor González y Julio Urías como lanzadores mexicanos en el relevo.
Foto: MLB México
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

Los Dodgers llegaron al sexto juego con la misión de cerrar la Serie Mundial, y lo hicieron con Tony Gonsolin como abridor, quien apenas en la primera entrada sucumbió ante la presión.

Fue el cubano Randy Arozarena quien se encargó de poner las cosas contracorriente para Gonsolin. Era el segundo hombre que enfrentaba el pitcher de Dodgers, y le puso un slider a meda altura, para mandar la pelota al fondo del parque, y así darle la ventaja a los Rays en el mismo primer capítulo.

Cuando el juego ya era oficial, es decir, cinco entradas y media, los Rays mantenían la diferencia por lo mínimo, y Dave Roberts, mánager de Dodgers, no hallaba la solución para hacerle daño a Blake Snell, abridor de Tampa.

Con cinco entradas lanzadas por Snell, el lanzador llevaba nueve ponches, y los tres primeros en el orden al bat se fueron dos veces por la vía de los strikes.

El mánager de Rays sacó a Snell con un hombre de herencia, y Nick Anderson no lo soportó, y con un wild pitch se empató el duelo. Al siguiente lanzamiento Betts se fue a home, y llegó safe para darle la vuelta al partido.

Julio César Urías entró en la sexta al relevo por los Dodgers para hacer una gran labor, y en una entrada y un tercio, el mexicano receto dos ponches.

 

DAMG

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS