Fideicomisos: nada que lamentar

Julio Patán

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

En términos generales, no hay que andar de chillones con la desaparición de fideicomisos.

¿Que va a afectar al CIDE? Pues miren, varios de los que dan clases ahí se la pasan criticando al Presidente en los medios, y no pagamos para que nos peguen. Vitacilina, machuchones…

¿Que el Instituto Mora pierde cinco millones de pesos? Pues que aprendan a no difundir una historia fifí, de especialistas. Además, tenemos a EL HISTORIADOR. Sin quitarle dinero a Santa Lucía, al tren, todas las semanas nuestro Presidente da una clase de historia gratuita: que Hernán Cortés era malísimo, que los pueblos prehispánicos eran buenérrimos, que Juárez y Mussolini son uno mismo…

¿El cine? Híjole, sí, qué pena con ellos. Pero ya Andrés Manuel les dio las gracias por su gentil cooperación en su gran marcha a la presidencia. Tampoco pueden pedir tanto.

¿También le dieron mate al dinero para la protección de periodistas? Bueno, es que más del 90%, como demuestra el Power Point que enseñaron el otro día en Palacio, critica a Andrés.

No, no le van a meter lana tampoco a la promoción del deporte. Pero acuérdense de que nuestro líder, para mantener esa condición de atleta keniano, aparte de sus clínicas de fildeo y macaneo, sale a hacer trekking, como vimos en el video del otro día allá, en el bosque. ¿Se atreven a decir que su ejemplo no basta? Bueno, pues súmenle la lana para el beis y la campaña contra los chocorroles de Hugo López-Gatell. Nos van a poner súper fit.

¿Recortón a la ayuda para los extrabajadores migrantes? Éste es un Gobierno de izquierda, y los lineamientos de la nueva izquierda, que tiene entre sus líderes más visibles a Trump, obligan a una nueva política migratoria: el humanismo militarizado.

Nada, pues, que lamentar, salvo esto: la rasurada que le aplicaron a Conacyt, que a fin de cuentas, caray, ya abandonó la ciencia neoliberal y se dedica a lo que se tiene que dedicar. Va un ejemplo reciente: el Día Internacional del Maíz. ¿No vieron el texto precioso que difundió el Consejo ante tan celebre ocasión? Nos recuerda, y varias veces, que esa planta es “sagrada”. Es una tarea fundamental. ¿Quién va a explicarnos ahora, por ejemplo, que con los huevos que ponen los pollos del patio te puedes hacer una limpia? No hay que ser.

Llamo a la comunidad cinematográfica a impulsar una campaña para regresarle el dinero al Consejo. Es urgente recabar firmas, camaradas, y necesitamos de su amplia experiencia en ese terreno. Aparte, les va a sobrar tiempo.

 

                                                                                                                                               @juliopatan09