En una entrevista con 24 HORAS, consideró que el grupismo y arribismo están haciendo mucho daño a su partido, por lo cual se comprometió a combatirlos en caso de llegar ganar la secretaría general

Carol Arriaga, aspirante a la secretaría general de Morena, acusó a su contrincante Citlalli Hernández de hacer uso excesivo de recursos para su promoción y de usar al diputado federal, Porfirio Muñoz Ledo, para lograr sus fines políticos.

En una entrevista con 24 HORAS, consideró que el grupismo y arribismo están haciendo mucho daño a su partido, por lo cual se comprometió a combatirlos en caso de llegar ganar la secretaría general.

Acusó que en Morena se está gestando una campaña oficialista desde la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), desde la presidencia del Consejo Político, que no garantiza el piso parejo en la contienda interna que será definida a través de encuesta.

¿Cuáles son los principales retos que enfrenta Morena?

-Uno es acabar con el grupismo que está haciendo muchísimo daño a Morena; otro es el arribismo, (algunos) no han contribuido al partido, no han militado y ahora pretender dirigir este partido, entonces sin duda es otro problema. Y el tercer gran problema que yo veo al interior de Morena es la unidad.

Y hacia el exterior también hay agentes que están golpeando a nuestro partido; pero también han participado gentes ajenas a nuestros principios, y entre ellas te puedo decir que Alejandro Rojas Díaz Durán, no ha parado de judicializar el partido.

Como secretaria general, ¿cuáles son las acciones para solventar los retos?

-Traigo varias propuestas. Sin duda es trabajar sobre todo con la militancia en unidad, combatir el machismo y el grupismo. Para la elección de candidatos, la encuesta es un método importante, pero creo que es necesario filtrar a la gente, por eso yo propongo la creación del expediente de simpatizantes y militantes de Morena para que este partido sea de méritos y no de influyentismo, de nepotismo, que es lo que mandata nuestro estatuto.

Creo que es muy importante que quienes nos representen cumplan con estos principios, entonces está la creación del comité de protagonistas del cambio verdadero que deberán tener un modo honesto de vida.

Otra propuesta que tengo es la creación de una comisión de vigilancia para transparentar y eficientar los recursos públicos. Morena tiene, como todos los partidos políticos, demasiado dinero, tiene que reducirse drásticamente ese presupuesto.

¿Los bloques al interior de Morena, están afectando al partido?

-Sí, claro (…) a mí sí me parece indignante esta formación de bloques porque, rompe con lo que Morena representa, rompe con nuestros principios.

¿Debe haber transparencia en el uso de recursos para las campañas de promoción internas?

-Citlalli dijo que solamente se había gastado ocho mil pesos, y ahí quedo claro que el partido, la estructura de partido, la está apoyando y que, aparte, pues están haciendo una colecta, entonces, están pasando la charola, y esto es incorrecto, no va con el movimiento.

Creo que (Citlalli Hernández) tiene que bajarse de este proceso porque, además, en estos momentos ella es senadora y fue electa para un período de seis años y apenas lleva dos, y que además implementen esas prácticas de campañas costosas, que van desde espectaculares, pautas en redes sociales, impresión de trípticos, y que no están esclarecidos la procedencia de esos recursos, pues es muy desdeñable, máxime que tenemos el proceso de 2021.

Morena está en contra de las campañas costosas, de las campañas al estilo PRI, al estilo PAN.

Honestidad y Justicia tiene que estar iniciando un proceso por sus malas conductas y por utilizar, inclusive, al señor Porfirio Muñoz Ledo para tales efectos.

Llegaron a tal grado que fabricaron su afiliación 10 minutos después de que se había abierto la convocatoria para hacer una dupla Porfirio-Citlalli y que ha sido una campaña que al parecer se ha estado costeando con los recursos del propio partido y posiblemente de legisladores y otros actores.

¿Cómo estás financiando tu campaña y cuánto has gastado?

-Fíjate que propiamente una campaña no estoy haciendo. Yo viajé con mis propios recursos a Michoacán, a Hidalgo y a Puebla, entonces fui y regresé. Es una campaña austera, la mayor parte de forma electrónica, son cartelitos que han hecho compañeros voluntariamente, alguno que otro que yo he pagado y eso es todo.

Calculo que gasté más de 10 mil pesos en un viaje que hice a Michoacán, por eso no me cuadra que la senadora (Citlalli) se haya gastado ocho mil pesos en todo lo que va de este tiempo y que sin duda tiene muchos aspectos que aclarar y que por supuesto es desdeñable que esa campaña oficialista se esté gestando desde la presidencia del CEN, desde la presidencia del Consejo y que además no garantice el piso parejo a la militancia.

FRASE
«Debemos de tener muy claro que se está gestando una crisis en gran parte por responsabilidad de los dirigentes, no de la militancia»

LEG