En pandemia, crecen casos de VIH en sexoservidoras

La Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer también detectó 150 casos de sífilis entre trabajadoras sexuales

Foto: Cuartoscuro / archivo
Las trabajadoras sexuales muchas veces carecen de oportunidades laborales en otros ámbitos
Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) aumentó en el último año 10% en una muestra tomada entre trabajadoras sexuales por la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer, lo que equivale a 50 casos más de VIH detectados. En el caso de la sífilis, ésta aumentó 5%, el equivalente a 150 casos.

Esto debido a clientes que insisten en no utilizar condón y al cierre de hoteles durante la cuarentena por el Covid-19, debido a que las sexoservidoras iban a lugares más solos, arriesgados y peligrosos en cuanto a delincuencia, y muchas fueron violadas.

En una entrevista con 24 HORAS, Elvira Madrid, presidenta de la Brigada Callejera de apoyo a la mujer explicó que estos datos se tienen gracias a qué la asociación realiza pruebas de VIH a las trabajadoras sexuales.

“Según los informes, hay desabasto en los centros de salud de pruebas VIH, sífilis, no hay condones, porque se atienden otro tipo de enfermedades, y pacientes con Covid. A mí me preocupa porque en los 30 años de la brigada, todo estaba bajo control. Y ahora todo está muy desorganizado”, expresó Madrid.

Elvira expuso que desde la Brigada se realizan pruebas de VIH y una vez que la mujer da positivo se les da un acompañamiento para que reciban el tratamiento.

“ Les damos seguimiento por tres meses aproximadamente, hasta que llegue a ser indetectable (el virus). Y esto lo hemos logrado gracias a nuestro trabajo de 30 años”, informó.

También destacó que cuentan con promotoras de salud, a quienes les ofrecen cursos de enfermedades de transmisión sexual, en donde aprenden a tratarlas y prevenirlas.

“Preocupante esta situación y el aumento de casos de VIH y sífilis, y el nulo apoyo del gobierno y las instituciones de salud. El año pasado las cifras de VIH no alcanzaban ni el 1%”, aseguró.

Finalmente reconoció que las trabajadoras sexuales contagiadas con VIH y sífilis, continúan ejerciendo con las protecciones necesarias, pues no tienen otra fuente de ingresos. La brigada invierte cerca de tres millones de pesos anuales en la compra de anticonceptivos, medicamentos , pruebas e insumos.

Por su parte, en entrevista con este diario, Andrea González, directora de la Clínica Condesa, informó que de enero a agosto de este año; 18 mil 26 personas acudieron al servicio de diagnóstico de VIH, de las cuales dos mil 381 fueron diagnosticadas, lo que representa 13.2% de positividad.

Resaltó que en el primer semestre se abrieron mil 382 expedientes de pacientes de reciente ingreso, que representa un incremento del 35% comparado con el período anterior.

“ Se reactivaron 721 expedientes de pacientes que perdieron seguridad social o de quienes suspendieron tratamiento por diversas situaciones. El 88.1% de las personas que resultaron positivas a una prueba diagnóstica ingresó a nuestro servicio de atención independientemente de su derechohabiencia”, expuso.

 

LEG

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email
NOTAS RELACIONADAS