El tiburón lo mordió en la pantorrilla izquierda y tuvo que ser llevado a un hospital

La compañía farmacéutica GlaxoSmithKline se encuentra desarrollando una vacuna contra el coronavirus basada en hígados de tiburón, lo que podría amenazar la vida de esta especie.

El escualeno de tiburón, es un aceite natural que se produce en el hígado de los escualos. Esta sustancia ayudaría al sistema inmunológico de quien lo consuma.

La compañía británica planea producir mil millones de dosis de la vacuna, lo que podría diezmar la población de los tiburones, advierten ecologistas.

La organización Shark Allies, afirma que habría que matar un cuarto de millón de ejemplares para producir la cantidad necesaria para una dosis por persona. Si fueran 2 dosis, medio millón de tiburones podrían morir.

«Cosechar algo de un animal salvaje nunca será sostenible, especialmente si se trata de un depredador superior que no se reproduce en grandes cantidades», dijo Stefanie Brendl, directora de Shark Allies.

El escualeno es un ingrediente usado en cosméticos y aceite para máquinas. Se estima que cada año se matan 3 millones de tiburones para obtenerlo.

Con información de TMZ

cs