Represento a un gran país

Juan Francisco Castañeda

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Si lo ha dicho en todas partes, porque no decirlo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

No sorprendió que lo dijera, pues es el mismo discurso, no importa cuando se lea. 

Pero ellos, los gobernantes del mundo no son parte del electorado, son gente muy diversa.

Pareció, solo pareció por un momento, que sería una gran ponencia y apareció el mismo discurso.

Sin importarle quien estuviera delante, otra vez él, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nosotros tenemos una extraordinaria historia -también de lucha- por la libertad, por la justicia, por la igualdad, por la defensa de nuestra soberanía nacional… Hay tres grandes transformaciones en la historia de México: Primero, la Independencia… Una segunda el movimiento de Reforma que encabezó un gran dirigente, un liberal, el mejor presidente que ha habido en nuestra historia, un indígena zapoteco: Benito Juárez García. Se le conoció como “El Benemérito de las Américas…”

Y aquí un gran paréntesis y por si cabían dudas: 

Fue tan importante su proceder y su fama, que Benito Mussolini lleva ese nombre porque su papá quiso que se llamara como Benito Juárez”.

¿A quién estaba dirigido el mensaje?

Y continuó el Presidente hablando de las transformaciones de México:

Una tercera la Revolución mexicana de 1910… Ya hablé de la Independencia, de la Reforma, de la Revolución y ahora estamos empeñados, comprometidos en llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública del país; sin violencia, de manera pacífica”.

El Presidente solo necesito poco más de un cuarto de hora, para informar al mundo como había solucionado algunos de los males que padecía México, en su forma de entender la realidad.

Pues estamos apoyando abajo y de manera directa al pueblo. Es de abajo hacia arriba, estamos destinando recursos que son fruto del ahorro por no permitir la corrupción y fruto también de la austeridad republicana, porque ya no hay lujos en el gobierno”.

Era el aviso de lo que estaba por llegar.

Les comento que había un avión presidencial, existe todavía, pero está en venta, ya lo rifamos y todavía vamos a venderlo”.

Así el Presidente regaló sus consejos al mundo.

Tal vez hizo falta, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, un discurso con una idea clara de lo que es México y su Gobierno.

                                                                                                                                [email protected]

                                                                                                                                          @jfcastaneda9

Más del autor